Corrientes: Ricardo Colombi desafía a Gustavo Valdés y amenaza con judicializar la interna de la UCR

Compartir esta información

Dice que la Convención se tomó atribuciones que no le corresponden y anticipó que recurrirá a instancias superiores. La pelea por el partido y la gobernación.

La batalla en el radicalismo de Corrientes sigue poniendo en jaque la unidad del oficialismo de cara a las elecciones de 2025. Mediante una carta documento, Ricardo Colombi pidió precisiones sobre la Convención que decidió no extender su mandato al frente del Comité Central provincial, favoreciendo las intenciones del gobernador Gustavo Valdés, que ya confirmó que buscará quedarse con la presidencia del partido.

Enfrentado con el mandatario que, sin reelección, terminará su segundo mandato el año que viene, el movimiento de Colombi anticipa una acción que llevará las definiciones respecto de la interna a la Justicia, en un nuevo gesto que profundiza un quiebre que muchos sectores se esmeraron en evitar, pero parece haber llegado a un punto de no retorno.

La nota está dirigida al secretario de Actas de la Convención Provincial del Radicalismo, Marcos Amarilla, y por su intermedio al presidente del cuerpo, el senador Henry Fick, a quien se le solicita explicaciones por lo que Colombi interpreta son acciones que “violan el principio de división orgánica de funciones y el principio de legalidad”.

El texto refiere puntualmente a la decisión de no prorrogar los mandatos del Comité Central hasta el momento en que deba realizarse la elección interna, fechada para el 27 de octubre. Hasta entonces, la Convención delegó la conducción en la mesa directiva.

El planteo de Ricardo Colombi

Colombi no da por válidas esas resoluciones sobre las que pide precisiones ya que, tal como se desprende del texto, dice haberse enterado por lo que “informan los medios de comunicación”.

Presentándose como (todavía) titular del Comité Central correntino, el tres veces gobernador emplazó a la Convención a presentar un informe respecto de “lo que ha resultado en la reunión extraordinaria del 29 de abril de 2024, celebrada en la ciudad de Corrientes, donde al parecer se han prorrogado mandatos solo de ese cuerpo y designado autoridades partidarias, convocando a elecciones, etc; como también se han adoptado decisiones que violentan el diseño de división de facultades que respeta la Carta Orgánica Provincial de la UCR”.

El plazo era sólo por 24 horas y en el entorno de Valdés no entienden qué es lo que no quedó claro. Aseguran que van a contestar, pero sacan pecho al advertir que todas las decisiones fueron tomadas casi por unanimidad durante el encuentro al que Colombi, justamente, decidió no asistir.

“De no contar con esta información solicitaré al órgano jurisdiccional de control efectué el requerimiento solicitado a fin de salvaguardar mis derechos políticos como la representación que ostento -que al parecer- se ha declarado la caducidad de facto por lo resuelto por el órgano que usted integra”, cierra la carta documento.

La ruptura del radicalismo en Corrientes

Como ya contó Letra P, la pelea de fondo en la UCR de Corrientes pone el horizonte en el debate que se abre sobre las candidaturas para suceder a Valdés, que terminará su segundo mandato el año que viene y no tiene reelección.

Aunque el poder que ostenta el gobernador aún es muy significativo, no son pocos quienes advierten que el peso de Colombi no debe subestimarse. Sobre todo las voces que señalan que el personalismo de Valdés complicará un “traslado natural” de los votos con los que resultó dos veces electo al frente del Ejecutivo provincial.

Gustavo Valdés quiere convertirse en el nuevo presidente del Comité Central de la UCR de Corrientes.

Gustavo Valdés quiere convertirse en el nuevo presidente del Comité Central de la UCR de Corrientes.

Es por esa razón que el gobernador quiere tener un peso decisivo en la definición de las candidaturas y para eso ya decidió que quiere reemplazar a Colombi en el Comité Central. De esa manera, no sólo tendría un control más directo sobre la interna, sino que aplicaría un duro golpe político a su exjefe, a quien una buena parte de la política correntina ve con aspiraciones de volver al poder.

El factor Javier Milei

“Si hay algún problema, ya lo vamos a arreglar”, dice un experimentado radical correntino que le explica a Letra P las dificultades que podría traer aparejadas una ruptura del radicalismo que divida los votos de Encuentro por Corrientes, el sello invicto que creó Colombi para las elecciones de 2009.

La situación se complejiza ante un panorama que presentará un actor que hasta la última elección no representaba un factor determinante para la política argentina: Javier Milei. Valdés asegura que comenzará un proceso en el que dialogará con todos los sectores del radicalismo y con los socios políticos de la coalición, aunque ya hay libertarios que empiezan a envalentornarse y cuestionar el modo de conducción del gobernador.

Con la escuadra libertaria queriendo expandir el sello a todas las provincias del país, los quiebres en el oficialismo cobran un sesgo todavía más preocupante, sobre todo por la presencia de un peronismo que, también en proceso de reestructuración, discute cuán grande abrirá los brazos para acercarse a los partidos que vayan abandonando el tinglado oficial.

Silbando bajo, los espacios libertarios y peronistas analizan los movimientos de Colombi, que también es víctima del cambio de época y el triunfo discursivo del Presidente, que cuestiona de modo directo a la política tradicional.

Valdés reconoce que ese juego le pega más a su antecesor que a él mismo y se arrima buscando desligarse del mote de “casta”.

Colombi presiona, analiza cada movimiento y, por ahora, espera.

Compartir esta información