CONCORDIA : Sin Aeropuerto internacional, con estructura administrativa gastando a cuenta de los USD 37 millones.

Así son las paradojas de esta ciudad gestora de políticos proactivos que tuvieron y tienen la responsabilidad de manejar los destinos de la provincia de Entre Ríos.

En 2020 luego de varios meses sin mayores novedades debido al desarrollo de la pandemia, el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, anunció que estában ultimando los detalles para la firma del decreto del llamado a licitación para las obras de ampliación del aeropuerto «Comodoro Pierrestegui» de Concordia, la segunda ciudad más grande de la provincia.

Las obras tendrían un presupuesto de USD 37 millones, financiadas a través del Banco Interamericano de Desarrollo.

Todo ello  apuntando a darle un nuevo perfil a la infraestructura para permitir no solamente el transporte de pasajeros sino también el mercado carguero (con especial foco en los arándanos que se cultivan en la región, siguiendo un modelo similar al del aeropuerto de Tucumán). Se ampliarían la pista, la plataforma y se construiría una calle de rodaje, además de una nueva terminal de pasajeros e instalaciones complementarias.

Decía el gobernador Gustavo Bordet «Es la plataforma para el futuro, sobre todo en el turismo y la producción para poder sacar mucha carga desde Concordia, como arándanos y otros productos que van por avión. Esto generará mucho empleo también acá en la zona en la etapa de construcción”, comentó al respecto Bordet.

Es así que ya transcurrida mas de la mitad de  2021 se sigue SIN NOVEDADES , ya que la última licitación fue declarada desierta  y se sigue gastando a cuenta con una estructura técnico administrativa incapaz de dar respuesta.

Le caben al gobernador Bordet esta como tantas obras “prometidas” para esta ciudad campeona en índices de pobreza.