«Con Cristina no se jode». La policía interviene para dispersar manifestantes frente a la casa de la vicepresidenta en Recoleta

Un grupo de vecinos se concentró temprano para festejar el pedido de condena del fiscal Luciani; otro, de militantes kirchneristas, llegó para hacer una contramarcha

Vecinos se juntaron con cacerolas para festejar el pedido de condena de Luciani; un grupo de militantes los enfrentan con cánticos y hay tensión.

uego de que el fiscal Diego Luciani pidiera una pena de 12 años de prisión para Cristina Kirchner al acusarla de ser jefa de una asociación ilícita y de fraude al Estado en la causa Vialidad, un grupo se acercó con cacerolas a los tribunales de Comodoro Py y en frente de la casa de la vicepresidenta en Recoleta en clima de celebración. Horas más tarde, la tensión escaló cuando los detractores y críticos la vicepresidenta se enfrentaron a la militancia kirchnerista que se apostó en el mismo lugar.

Según se pudo saber por fuentes de la Policía de la Ciudad, un cordón de unos treinta agentes de la Guardia Urbana separan a militantes kirchneristas del grupo de opositores frente al domicilio de la vicepresidenta. Al caer la noche, el grupo de alrededor de 100 personas autoconvocadas se vio en la calle Uruguay 1306 en el barrio de Recoleta.

“Están separados por un grupo de contención de la Guardia Urbana, que deja un pulmón de unos 10 metros entre ellos”, advirtió una fuente de la Policía de la Ciudad.

Entre militantes se cruzaron fuertes acusaciones y cánticos.

Minutos después de las 20, el militante kirchnerista Ezequiel Guazzora tuvo que se custodiado por agentes de la Policía de la Ciudad tras meterse en el grupo de manifestantes de la oposición. Según constató el equipo periodístico de LN+, la fuerza policial había advertido al periodista que si deseaba cruzar tendría que dar vuelta manzana para evitar enfrentarse al grupo que celebraba el pedido del fiscal Luciani.

A pesar de la advertencia, Guazzora se metió en el grupo y debió ser despejado a las corridas por los agentes, quienes lo protegieron.

El fiscal Luciani concluyó su alegato final después de casi 8 horas y además de los años de prisión para la expresidenta, solicitó que sea inhabilitada de por vida para ejercer cargos públicos y que su fortuna sea decomisada hasta la suma de al menos 5300 millones de pesos.

Cacerolazos frente al departamento de Cristina Fernández de Kirchner
Cacerolazos frente al departamento de Cristina Fernández de Kirchner
Cacerolazos en el departamento de Cristina Fernández de Kirchner
Cacerolazos en el departamento de Cristina Fernández de KirchnerEnrique García Medina
Cacerolazos en el departamento de Cristina Fernández de Kirchner
Cacerolazos en el departamento de Cristina Fernández de KirchnerEnrique García Medina
Cacerolazos en el departamento de Cristina Fernández de Kirchner
Cacerolazos en el departamento de Cristina Fernández de KirchnerEnrique García Medina
Cacerolazos en el departamento de Cristina Fernández de Kirchner
Cacerolazos en el departamento de Cristina Fernández de KirchnerEnrique García Medina
Cacerolazos en el departamento de Cristina Fernández de Kirchner
Cacerolazos en el departamento de Cristina Fernández de KirchnerEnrique García Medina
Cacerolazos en el departamento de Cristina Fernández de Kirchner
Cacerolazos en el departamento de Cristina Fernández de KirchnerEnrique García Medina
Cacerolazos en el departamento de Cristina Fernández de Kirchner
Cacerolazos en el departamento de Cristina Fernández de KirchnerEnrique García Medina
Cacerolazos en el departamento de Cristina Fernández de Kirchner
Cacerolazos en el departamento de Cristina Fernández de KirchnerEnrique García Medina
Cacerolazos en el departamento de Cristina Fernández de Kirchner
Cacerolazos en el departamento de Cristina Fernández de KirchnerEnrique García Medina

Tenso momento en la casa de Cristina

Minutos después del cierre del alegato del fiscal, en la esquina de la casa de Cristina Kirchner se vivió un tenso momento cuando un hombre se acercó a los vecinos que festejaban con banderas argentinas y cacerolas el pedido de Luciani y comenzó a increparlos por su actitud.

Entre bocinazos de los automovilistas que pasaban por Uruguay y Juncal, y personas que aplaudían desde los balcones, un joven que decía que se auto convocaba en “apoyo a la vicepresidenta” se puso agresivo con las personas y pateó la puerta de los vehículos. La Policía de la Ciudad intentó correrlo del lugar.

Tensión frente a la casa de Cristina Kirchner

Al grito de “chorra, chorra”, los caceroleros continuaron su actividad pese a la agresividad del hombre que se violentó una vez que se conoció el pedido final del fiscal que, además incluye la inhabilitación de por vida para ejercer cargos públicos.

Noticia en desarrollo.

%d bloggers like this: