Como ven la pelea entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner los medios extranjeros

Tras la renuncia de todos los altos cargos que representan a la vicepresidenta en el Gabinete, el presidente advierte: “La gestión seguirá desarrollándose como yo estime conveniente”

La pelea abierta entre Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner tiene paralizada a Argentina. Un día después de la renuncia de todos los ministros y altos cargos que representan a la vicepresidenta en el Gabinete, el presidente ha publicado este jueves un largo hilo en Twitter donde advierte de que es él quien toma las decisiones. “La gestión seguirá desarrollándose como yo estime conveniente”, escribió, y “no es tiempo de plantear disputas”. La debacle electoral en las primarias del domingo, en la que los precandidatos del peronismo unido perdieron en 18 de los 24 distritos del país, terminó por catalizar una crisis soterrada de palacio que condiciona la marcha del Gobierno, agrava la crisis económica, espanta a los votantes y da alas a la oposición conservadora.

La derrota terminó con el mito de que “el peronismo unido jamás será vencido” y potenció los reclamos de Cristina Fernández de Kirchner para que su delfín emprendiese una profunda reforma de Gabinete. Pero Fernández prefirió esperar a las Legislativas, con el argumento de que un cambio en plena campaña electoral solo complicaría las cosas. El miércoles, cinco ministros kirchneristas y otros tantos altos cargos anunciaron que se iban del Gobierno. La fractura estaba consumada, aunque Argentina siempre tiene matices.

Al frente de la lista de renunciados está Eduardo ‘Wado’ de Pedro, ministro de Interior, hombre del grupo más íntimo de la vicepresidenta. De Pedro presentó una carta de renuncia que sus voceros repartieron rápidamente entre periodistas y redes sociales, pero que nunca ingresó oficialmente a la Casa Rosada. Sin esa formalidad, la estampida kirchnerista pasó a ser un gesto político destinado a presionar a Fernández para que saque a los ministros que la expresidenta no quiere en el Gobierno: el jefe de ministros, Santiago Cafiero, y el ministro de Economía, Martín Guzmán.