Bordet se autopercibe como Principal Elector del PJ entrerriano

Sin que le tiemble la voz y muy convencido de su afirmación, en declaraciones a una radio de Concordia, el gobernador Gustavo Bordet proclamó que será candidato a legislador para “traccionar votos”. Tras dos mandatos al frente del ejecutivo, cree o intenta hacer creer que puede ser el artífice de que el peronismo retenga el poder en la provincia.

Gustavo Bordet reniega de lo que indican los sondeos y encuestas, que lo muestran hundiéndose a prueba de salvavidas desde hace mucho tiempo. Ni siquiera es capaz de asomarse a mirar el termómetro social que ni la algarabía del mundial puede mover en sentido inverso y día a día muestra el aumento del descontento social.

Tampoco el Gobernador asume la contradicción de ser una provincia ubicada en una posción geográfica  estratégica, vecina y socia de provincias pujantes como Santa Fe y Córdoba, en la ruta del Mercosur, parte sustancial de la hidrovía del Paraná, con ventajas comparativas importantes, tierras ricas y aptas para la producción, y sin embargo, con dos mandatos como intendente de concordia y dos como gobernador de la provincia, convirtió a la capital del citrus en la ciudad más pobre de la Argentina, la Concordia de Bordet, la capital del peronismo entrerriano. Y esa pobreza concordiense no es casualidad, y es solo una muestra de lo que ocurre en el resto de nuestro territorio. La única razón de que esto ocurra, es una muy mala administración y la acumulación de malas decisiones.

Cuestionado por su falta de acción más temprana en la campaña electoral, Bordet respondió que el apuro por las candidaturas es más una preocupación de otros, y apuntó contra Pedro Galimberti y Rogelio Frigerio, aduciendo que “son diputados nacionales de la oposición, pueden pasearse y se ve que tienen el tiempo para hacerlo. Pero todos nuestros precandidatos tienen funciones de gobierno y no pueden abandonarlas”.

Respecto a los candidatos a sucederlo en la casa de Gobierno, Bordet reconoce que posiblemente sea algunos de los nombres que ya se barajan, como Juan José Bahillo, Adán Bahl, Enrique Cresto, Martín Piaggio o Laura Stratta, si bien ninguno de ellos aun se ha lanzado oficialmente, y ni siquiera dan muestra de tener una intención clara de hacerlo, como esperando un mejor panorama político. Las fechas de las elecciones ya están fijadas, y nadie del peronismo da el paso adelante para pre candidato a la gobernación, porque tal vez intuyan que ya es una guerra perdida antes de empezar.

Bordet además remarcó: “si el pueblo no quiere votarte, no hay sistema electoral que valga ni modificación que sirva. Y yo no tengo ninguna duda de que vamos a ganar en Entre Ríos”.

Y para finalizar dijo “la nuestra es una gestión ordenada que no es una foto ni una publicación de redes sociales. La nuestra no es la agenda de los medios nacionales, es la del respeto y con ese activo político vamos a confrontar”.

Pero, las palabras de Bordet chocan contra la realidad que muestra su gran caída, luego de obtener la reelección a la gobernación, en las siguientes elecciones legislativas se estrelló al elegir los candidatos, y la provincia se tiñó de amarillo, y ahora, su gestión dista mucho de ser aceptable. Al Gobernador solo le interesa alcanzar una banca en la legislatura, para manotear la tabla salvadora de los fueros, y para eso HARÁ USO del partido, no le interesa que el peronismo triunfe, porque tampoco hoy eso es factible, y lo sabe.

Fuente: Portal de RDavid