Bordet hace acuerdo con Picheto, Bossio y Urtubey, mientras envía a sus dos espadas a tratar con kirchneristas y con el oficialismo

Compartir esta información

El nuevo asesor en el Congreso Nacional de Bordet fue enviado por su jefe a entrevistar a Kicillof, pero el gobernador de Buenos Aires ya le tiene picado el boleto a Bordet, por lo que lo tuvo a Giano en la amansadora durante CUATRO horas para finalmente hacerlo atender por otro funcionario que le dedico solo cinco minutos que alcanzaron apenas para una foto

Según pudo reconstruir esta hoja, Bordet destila honda preocupación. En la semana fue muy comentada su apariencia desoladora en el aeropuerto haciendo la fila para el vuelo a Buenos Aires. Recluido, habla con muy pocos a los que les transmite su tristeza mientras opera en busca de apoyos que no aparecen. Sabido es que las imputaciones y denuncias formuladas contra Bordet no han encontrado ni una sola expresión de apoyo en el peronismo. Eso es lógico y tiene una sola explicación; el peronismo lo está esperando con tenedor y cuchillo para devorárselo por la entrega que hizo en los 8 años de gobierno mientras se enriquecía obscenamente.

Con esa preocupación que no lo deja dormir, apenas si le quedan reflejos para ordenar a sus empleados algún intento de hacer política. Eso es lo que hizo en estas horas con el ex rey de los contratos y multifracasado candidato a intendente de Concordia adonde ya casi ni puede ir porque hasta sus más cercanos colaboradores lo repudian. Sin embargo, luego de conocerse que cobra un contrato de asesor en la cámara de diputados de la nación Giano no tiene margen para no hacer los mandados que le ordene el multi imputado y por eso hizo 4 horas de espera en la oficina privada del Ministro de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, para que este lo recibiera 5 minutos, sacarse una foto y si te he visto no me acuerdo.

Los traidores y entregadores nunca son bien recibidos porque como dice el dicho: “el que traiciona una vez……..”. Bordet cree que podrá seguir mintiendo y engañando como hizo durante 8 años con la lapicera en su mano, pero en el peronismo tiene picado el boleto. Quienes frecuentan los pasillos del Congreso Nacional o el quincho de la sede del PJ en calle Matheu 130 en Capital Federal asi lo confirman. Todos conocen su complicidad con el macrismo, su arreglo temprano para entregar la provincia, su traición a su socio político Urribarri y sonríen pícaramente cuando manda a Giano a tomar contacto con el kirchnerismo mientras en la provincia hace acuerdos con Miguel Pichetto, Diego Bossio y Juan Urtubey.

Compartir esta información