Basta de políticos sin honor, sin moral, ¡¡¡no pueden seguir gobernando los mismos con las mismas mentiras!!!

La dirigencia que nos gobierna tiene sus corazones fríos y amargos disfrutando de inventar teorías conspiranoicas, para disfrazar su fracaso. Para ellos gobernar la argentina es el traqueteo del ábaco del contable; toda la sangre derramada y las vidas perdidas por las sucesivas crisis generadas no les importa. Hoy por la Pandemia, ayer por el FMI, así trajinan el presente en esta coyuntura política que vuelve cada 10 años, las Empresas derribadas, los sectores Pymes destruidos y los Productores fundidos, que son las monedas de cambio. Monedas añadidas a las arcas que poseen sentados en sus sillones, casi atornillado de por vida, las familias políticas de E. Ríos y con todo el tiempo para generar la excusa indicada.

Los beneficios y las pérdidas generadas por ellos mismos en cada gobierno son su pan, en la aritmética de la pobreza cosechada esta su vino, y con ellos sirven un festín ceniciento, que a pesar de todo disfrutan, por su ambición de querer más siempre insaciable.

Hay muchos que miran a las multitudes “PERONISTAS” y ven en la estirpe de la indigencia la encarnación de sus antiguos gobiernos con una “Concordia capital de la pobreza” como ejemplo. Pero otros miran los cementerios en que los hijos sin rostro del gobierno de “Cambiemos” reencarnan “LA ALIANZA”, y crean con una eficiencia tan calculada, en la continuidad del otro, su vuelta al poder.

Así como una víbora bicéfala intercambiados los periodos, pero no sus políticas, que endeudaron a Entre Ríos una y otra vez. Ellos vuelven a proponerse con engaños renovados, entre ellos se sostienen, Votándose los presupuestos unánimemente, promulgando impuestos confiscatorios, para paliar el déficit fiscal generado por el gasto público. El festín del ejecutivo que arbitrariamente destina fondos públicos a gastos privados siempre es el presupuesto acompañado del voto del “bloque opositor” en la legislatura entrerriana.

Y disienten de irse del poder ambos lados de la grieta, hambrientos de otra vuelta, siempre vuelven siempre estamos en crisis siempre la solución es ajuste sobre el pueblo trabajador más impuestos, más déficit, más deuda, más cargos para familiares. Las mismas recetas implantadas por ambos bandos.

Este 14 de noviembre empecemos a transitar otro horizonte uno de paz y armonía, desistamos de enfrentarnos entre hermanos, prescindamos de los políticos corrompidos. Podemos construir una senda de orden y progreso, de cultura, de desarrollo social, de bienestar económico lo podemos hacer si no los validamos con nuestro voto, tenemos este anhelo de un futuro mejor de un mañana de prosperidad no perdamos la oportunidad este es el momento…

Darío Báez Candidato “3° termino” a Diputado de la Nación, Móv. Vecinalista “Justo José de Urquiza”.