Un correntino trabaja en una vacuna única contra el covid, la gripe y la bronquitis

Radicado en Buenos Aires, Darío Álvarez se desempeña en el Hospital Militar Central junto con un equipo de investigadores. Lidera el área de Biología Molecular. Estima que el inmunizante podría llegar a crearse en unos años.

 

Un bioquímico correntino oriundo de Curuzú Cuatiá y egresado de la Unne forma parte del equipo de investigadores que buscan y redoblan esfuerzos para crear una vacuna única contra el covid-19, la gripe y la bronquitis. Las investigaciones ya alcanzan la fase 3, pero el inmunizante total se lograría recién en un par de años.

Los investigadores buscan una vacuna que ataque a la vez a los tres principales virus respiratorios: el Sars-CoV-2 (responsable del covid-19), el influenzavirus (causante de la gripe) y el virus sincicial respiratorio (VSR, que provoca la bronquiolitis).

Los especialistas científicos de la Fundación Infant (una organización sin fines de lucro, cuya misión es investigar las causas de enfermedades respiratorias) y el Hospital Militar Central a fines del año pasado realizaron estudios de fase 3 para la vacuna Pfizer que fue la primera en recibir validación de emergencia en un país y por la Organización Mundial de la Salud.

El grupo de investigación está liderado por  Fernando Polak, Gonzalo Perez Marc y Romina Libstein que son parte de la fundación y lideran los estudios de Pfizer en Argentina.

Covid

El coronavirus hizo estragos en Corrientes y el mundo a lo largo de más de un año. A pesar de eso, los casos bajaron bastante en comparación a un año atrás.

En ese sentido, el bioquímico correntino indicó a El Litoral que todavía no se puede decir que la pandemia terminó porque aún existe una pequeña circulación de la variante Delta en el país. “La eficacia de las vacunas con una sola dosis disminuye bastante con esta variante, pero hay un grueso de población que todavía no está vacunada. En el futuro si llegan a aumentar los casos la tasa de muertes sería más baja ese es el objetivo de la vacunación, si llega a haber otra pequeña ola por está variante u otra la incidencia de muerte va a ser mínima. Se liberaron más sistemas de restricciones, pero uno tiene que ser precavido. Nosotros desde el hospital no estamos teniendo casos de PCR positivo ni tampoco antígeno, tenemos uno o dos por semana y eso se plasma en la cantidad de casos. Esto se debe a las vacunas”.

Además, puntualizó en que las personas no deben confiarse por estar vacunadas y que hay probabilidades de que se contagien pero la enfermedad sería más leve que si no estuviese vacunado. “Ojalá que los casos de covid no se incrementen, el año pasado en esta época octubre, noviembre y principios de diciembre habían bajado bastante. No como ahora porque no había vacunados y se relajaron bastante, hubo un brote importante en marzo y abril que fue la segunda ola. La ventaja que tenemos ahora es que la población ya tiene al menos una dosis”, explicó y dijo “en este momento la población más vulnerable son aquellas personas que tienen alguna enfermedad de base, algún tipo de cáncer, pacientes diabéticos, aquella población se deben dar esa dosis de refuerzo para aumentar más la inmunidad y evitar las muertes”.

Con respecto a las terceras dosis recordó que los virus respiratorios generan una inmunidad que no es duradera. “Lo que hace esta tercera dosis o dosis refuerzo es aumentar esta inmunidad y no llegar al invierno del año que viene con nuevos casos de covid. Una nueva dosis se da porque saben que la inmunidad baja en unos meses aunque genere memoria inmunológica, pero hasta la mejor vacuna dará tercera dosis. Sinopharm que es una buena vacuna, pero la generación de anticuerpos es mucho menor que la de Pfizer, que también requiere tercera dosis, es algo que era de esperar.

Hace pocos días en Corrientes el uso del barbijo es opcional al aire libre y ante esta medida el jefe del área de Biología Molecular del Hospital Militar afirmó que en lugares donde no haya mucha circulación de gente no usaría, sí lo haría donde hay demasiada circulación por más que sea al aire libre. “Ahora estamos en otro contexto, debemos tomar el ejemplo de Israel que se sacaron el barbijo estando todos vacunados y volvieron a tener una ola con las variantes. Hay médicos e infectólogos que son un poco más precavidos y mientras no deje de circular la variante Delta que es la que más nos complica, hay que ser precavidos”.