Asado: los 5 errores mas comunes que todo el mundo comete al cocinar carne a la parrilla

Si queres sorprender el fin de semana y darle a tus invitados el mejor festín de su vida o de otro menú con esta forma de cocción, procurá evitar estos tropezones.

”  Asado“. Sin dudas uno de los clásicos del domingo es prender la parrilla y tirar varios cortes de carne, achuras, chorizos, morcilla, una buena provoleta, un pollo y verduras. A no ser que el día este gris, nublado y lluvioso y las pastas llamen, el asado del mediodía nunca falta para cerrar el fin de semana con la familia. Y nada mejor que el asador desginado quiera sumar habilidades y conocimientos para lucirse cada vez más, y siempre sorprender con una nueva creación.

Pero la parrilla o “grill” tiene infinidad de usos, y toda comida cocinada aquí es más rica. La intensidad del fuego multiplica el sabor y desde un asado, o salmón hasta unas ricas pizzas son mejores si se preparan al fuego. Por este motivo, cualquier aficionado por la cocina debe aprender a dominar este elemento tan sagrado.

A continuación, según GastroLab (portal dedicado a compartir todos los secretos de la gastronomía), te decimos 5 errores comunes que todo mundo comete al cocina en parrilla, con el objetivo de que puedas evitarlos y domines el artefacto lo mejor posible. Cuando entiendas los secretos, vas a querer cocinar hasta pasta a la parrilla.

1. No lavar o lavar mal la parrilla

Los restos de la comida anterior pueden contaminar los sabores de una próxima parrillada si no se la lava correctamente. Es importante incorporar el hábito de una vez terminada de usar, lavarla automáticamente.

Hay quienes sí las lavan, pero usan jabón y agua, los expertos en la parrilla aseguran que lo mejor es usar un líquido especial para este utensilio, pues otros dejan residuos que pueden afectar a los alimentos.

2. Tu parrilla está muy caliente o fría

Se debe tener paciencia para colocar los alimentos y esperar al término exacto. Si está muy caliente la carne comenzará a achicharrarse sin lograr calentarse adecuadamente, además de que desprenderá humo.

Si por el contrario, la parrilla está fría, los alimentos generan vapor y no se conseguirá el punto de caramelización que le da ese sabor especial al asado. El punto correcto es cuando las llamas más altas se han bajado, o si usaste líquido lo mejor es esperar 10 minutos para que los alimentos no adquieran el sabor de esta sustancia.

3. Elegir mal los cortes de carne

Los expertos en parrillas recomiendan usar cortes como New York, Rib Eye, T- Bone o racks de costillas, entre otros, ya que para un buen filete de carne se requiere checar que la grasa esté bien distribuida para que quede más jugosa. Además, nunca debes usar una carne congelada, lo ideal es que esté a temperatura ambiente.

4. Tus alimentos están húmedos o congelados

Lo correcto es usar los alimentos frescos, si enjuagaste el pescado, marinaste la carne o lavaste los vegetales, sécalos un poco con papel absorbente y recuerda untarles aceite para que se doren bien. De lo contrario, la parrilla comenzará a echar humo y le dará un mal sabor a la comida.

5. Dar vuelta muchas veces la carne

Es un error que cometen los inexpertos o que sólo se dan el lujo de repetir en las películas. Sabemos que se ve linda la acción y da aspecto profesional, pero solo debe darse vuelta una vez y de un lado. Esto evitará que la carne se desjugue y quede seca.

Deja de 4 a 5 minutos por cada lado para un término medio, de 5 a 7 minutos para conseguir un término de 3/4 y de 8 a 9 minutos si quieres una carne bien cocida, recuerda que en el asador, la carne no es tortilla.