Argentina hizo un gran partido y clasificó a cuartos de final del Mundial de Vóley

El seleccionado argentino masculino de vóleibol se clasificó hoy a los cuartos de final del Mundial de Polonia y Eslovenia, luego de 20 años, tras derrotar a Serbia por 3 a 0, con parciales de 25-23, 25-21 y 25-23.

Después de una frase de grupos dubitativa, la selección argentina de vóley masculino tuvo una jornada apabullante en los octavos de final del Mundial y eliminó a Serbia con un contundente 3-0 con parciales de 25-23, 25-21 y 25-23 en el encuentro que se disputó en la ciudad polaca de Gliwice. El equipo de Marcelo Méndez espera ahora entre los ocho mejores al ganador del duelo que tendrán Brasil e Irán en el último compromiso de la jornada.

Los argentinos lograron mantener la paridad a lo largo de todo el primer parcial en base a buenos ataques, bloqueos efectivos y recepciones certeras. Tuvieron solidez también para conseguir un bloqueo ganador en la bola que definió el set inicial con un 25-23 para los de Méndez.

Los europeos habían comenzado mejor en el segundo tramo del juego gracias especialmente a los saques del inicio, pero otra vez Argentina mostró un gran poder de concentración para no dejar que el marcador se escape. Llegó a estar 12-15 abajo, pero inició una remontada que terminó con dos servicios excepcionales de Facundo Conte para sellar un 25-21 a favor.

La intensidad que mostró desde el primer minuto continuó en el tercer, y último, set del compromiso. Argentina estuvo apenas un par de bolas abajo durante el inicio del tramo, pero rápidamente niveló la balanza a su favor y condujo con precisión el partido rumbo al triunfo con otro 25-23.

Más allá del aporte habitual del capitán Luciano De Cecco, Bruno Lima, Facundo Conte y Agustín Loser, fue fundamental la reaparición de Ezequiel Palacios para este duelo después de perderse toda la parte inicial del torneo a raíz de una lesión en la rodilla. Lima fue el máximo anotador con 14 puntos, pero también se destacaron los aportes de Conte (13), Loser (10), Palacios (8) y Martín Ramos (6).

El elenco albiceleste había sufrido demasiado para poder sacar un pasaje a octavos de final como uno de los mejores terceros. El estreno mundialista había sido con caída 3-2 ante Irán luego de ir en ventaja en dos ocasiones. Ya en el segundo encuentro, luego de estar 2-0, perdió contra los Países Bajos y comprometió su clasificación entre los 16 mejores, pero logró ganarle a Egipto -el rival más débil del Grupo F- tras estar abajo en el marcador.

Esta victoria no sólo lo ubica entre los ocho mejores países de la edición 2022 del Mundial, sino que también le permite tener las mejores sensaciones desde que se inició la competencia. En los cuartos de final el rival saldrá del vencedor de la llave entre Irán y Brasil, ambos rivales conocidos por los de Méndez. Es el único duelo que falta definirse ya que los otros choques serán: Polonia-Estados Unidos, Eslovenia-Ucrania y Francia-Italia.

Tras disputar toda la parte inicial en la ciudad eslovena de Ljubljana, viajó hasta Polonia para estos playoffs y permanecerá allí ya que el jueves volverá a presentarse en Gliwice desde las 12.30 (hora Argentina) como antesala del choque que tendrán en ese mismo lugar Polonia y Estados Unidos.

A la espera del duelo contra los brasileños o los iraníes, los conducidos por Méndez tienen en su camino el desafío de caminar rumbo a la mejor actuación histórica de la albiceleste en un Mundial tras lo hecho en la edición de 1982 que se disputó en Argentina: finalizó en la tercera colocación tras vencer 3-0 a Japón en el duelo de perdedores de semifinales.

%d bloggers like this: