ANUNCIOS + ANUNCIOS + PROMESAS + PROMESA II , EN VICTORIA DE LA VICE GOBERNADORA

La mejor idea de la vicegobernadora Laura Stratta fue llevar el decreto y no la plata. La mejora seguirá esperando.

Según se especifica en el decreto Nº 3093/21, de llamado a licitación para la obra, en su artículo 2, se autoriza a invertir hasta la suma de $500.000 en el presente ejercicio presupuestario, con destino a la obra de mejora del Hospital Fermín Salaverry de Victoria, pero anuncia que la misma se incluirá recién en el Presupuesto 2022, con el resto en el Plurianual 2023-2024.

Los victorienses estallaron en las redes sociales ante tal anuncio de la jefa de campaña en Victoria que no tuvo mejor idea que realizar el anuncio, mostrar el decreto, pero no aclarar que las obras no llegarán en mucho tiempo. Por esto se comunicaron con este Portal para plantear su malestar y se conozca en toda la provincia.

Lo que quedó plasmado en el artículo 3, que dispone que la Subsecretaría de Arquitectura y Construcciones, en coordinación con la Oficina Provincial de Presupuesto del Ministerio de Economía, Hacienda y Finanzas, adoptarán las medidas pertinentes para la previsión e incorporación del crédito necesario, destinado a cubrir los gastos que genera la obra en futuros ejercicios presupuestarios.

La actual gestión provincial lleva ya seis años desde que anuncian la construcción de una sala de cirugía. No obstante, siguen pasando los años y la promesa nunca se concretó.

La política que se hace «sin plata». Los vecinos de Victoria esperaban que llegaran las obras pero solo llegó un decreto, donde solo se anuncia el llamado a licitación, y más anuncios. Indignados a más no poder, ya que mientras el Salaverry no tiene cirugía ni Terapia Intensiva, el dinero de los recursos van a la legislatura que para el próximo año tendrá 3.500 millones de presupuesto.

  

En 2019 el hospital Salaverry quedó sin Sala de Cirugía ya que se decidió tirar abajo el techo porque había una pérdida de agua que afectaba a la sala.

El nosocomio solo cuenta con una pequeña salita en donde se puede hacer una cesárea de urgencia, una operación de apéndice o de hernia, pero si un paciente necesita una operación de vesícula tiene que hacerlo en el Sanatorio Policlínico privado de Victoria, que presta sus instalaciones con turnos acotados y solo realiza cirugías programadas. Es decir, que la mayoría de las urgencias se derivan a la ciudad de Paraná. Tal como ocurre con los pacientes que deben ser derivados a Terapia Intensiva, ya que el Hospital Fermín Salaverry no cuenta tampoco con ese servicio.

El 5 de junio de este año la vicegobernadora Laura Stratta anunció en Victoria, con bombos y platillos, que estaba el proyecto finalizado para la construcción de dos nuevos quirófanos y dos salas de internación en el efector, pero aún se esperaba el llamado a licitación.

Stratta fue diputada provincial desde el 2011 hasta el 2015 cuando fue designada Ministra de Desarrollo Social, en el primer mandato de Gustavo Bordet. En diciembre de 2019 asumió como Vicegobernadora acompañando al propio Bordet. Mientras, el hospital Salaverry nunca tuvo ni quirófano, ni terapia intensiva, tampoco a pesar de la pandemia que sufrimos desde marzo de 2020.

Los legisladores se mueven a base de plata y la salud a base de decretos

Victoria, la ciudad de la vicegobernadora, con más de 45 mil habitantes, una ciudad con un hospital sin quirófano ni terapia intensiva. La plata, para la política mientras el pueblo sigue esperando.