Paginas vistas

  • 115.837 Análisis Litoral

Alberto, el “mariscal de la derrota”

Las encuestas están mostrando un escenario muy comprometido para el Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires. Mientras promociona el “goce sexual que asegura el peronismo”, Victoria Tolosa Paz apenas consigue retener un 40 por ciento de los votos de Fernández-Fernández en 2019.

 

En el Instituto Patria ya tienen el mote que dedicarán a Alberto Fernández el día después de las elecciones: “Mariscal de la derrota”. “Llegamos a esta situación por su incapacidad. No vamos a dejar que Cristina cargue con el fracaso electoral”, explican desde el búnker del pensamiento cristinista.

Desde que trascendió el OlivosGate, los números de la esposa de Enrique Albistur no dejan de desplomarse. Además, su imagen no es precisamente la más apropiada para atraer al voto peronista. Ni siquiera prometiendo sexualidad desenfrenada.

“Por más garche que haya, el pueblo es infeliz si no hay justicia social”, salió a cruzarla Sergio Berni, haciéndose eco de la opinión mayoritaria de los votantes del Frente de Todos.

Alberto no está en condiciones de bancarse ese mote, está más débil de lo que parece, si tiran mucho de la soga se lo van a llevar puesto”, acepta un integrante conspicuo de su círculo íntimo.

“Alguien se va a tener que hacer cargo de este desastre y no van a pretender que sea la doctora cuando se hizo todo lo contrario de lo que ella reclamaba, el gobierno sigue copado por los funcionarios que no funcionan”, enfatizan desde La Cámpora.

Los intendentes peronistas del conurbano están desmotivados y no hace demasiado esfuerzo por instalar la boleta de diputados del FdT, que se les aparece como un salvavidas de plomo que hunde a sus propios candidatos a concejales. Por eso se limitan a tratar de salvar su quintita, prescindiendo del futuro de la coalición gobernante.

Ya no sólo el “albertismo” hace campaña por su lado, marginado del resto de los espacios que componen el FdT en la provincia de Buenos Aires. Ahora el presidente ha comenzado a despegarse, tratando de salvar su cabeza ante una eventual paliza electoral. Quizá la coalición gobernante consiga imponerse, por escaso margen, en el conurbano. Pero en el resto de la provincia se anticipa una paliza fenomenal.

“Mis felicitaciones a Gustavo Valdés por obtener la reelección en la hermosa provincia de Corrientes. Seguiremos trabajando unidos en la diversidad”, aseguró Alberto Fernández al publicar en su cuenta de Twitter su felicitación al gobernador radical, después de haberle propinado una derrota vergonzante al FdT.

Un dato a tener en cuenta es que, hasta ahora, la coalición oficial hizo papelones en todas las elecciones provinciales que se celebraron.

Ya en dos ocasiones el presidente quiso renunciar: cuando Cristina Kirchner publicó la carta en la que denunciaba a los “funcionarios que no funcionan”, y, días atrás, cuando se conocieron los videos e imágenes sobre el OlivosGate, difundidas por tres periodistas “amigos” –Roberto NavarroVíctor Hugo Morales y Horacio Verbitsky-. Sólo consiguió frenarlo un amigo personal, y tan radical como el propio presidente: Enrique “el Coti” Nosiglia.

¿La tercera será la vencida?

A %d blogueros les gusta esto: