Al son “que se vayan todos” tensa marcha en Rosario por seguridad y justicia, casi termina en linchamiento

El intendente Javkin y el gobernador Perotti sorprendieron con su presencia en la movilización y muchos aprovecharon para efectuarles enérgicos reclamos. Vecinos indignados acompañaron a familiares y vecinos de Joaquín Pérez y de otras víctimas de la violencia.

La nutrida movilización de este miércoles a la noche en el Monumento a la Bandera por más seguridad y justicia en Rosario, luego del asesinato de Joaquín Pérez la semana pasada en un asalto en Arroyito, estuvo enmarcada por la tensión que generó la presencia del intendente Pablo Javkin y el gobernador Omar Perotti, entre otros funcionarios que se hicieron presentes en el lugar.

Si bien algunos familiares de víctimas y manifestantes destacaron el gesto de “dar la cara”, los gobernantes fueron increpados y recibieron muchas quejas indignadas de vecinos que participaban de la marcha.

Leandro, hermano del arquitecto asesinado en Arroyito la semana pasada, agradeció la presencia de las autoridades en el lugar. “Vinieron hasta acá y dieron la cara. Eso es un gesto sabiendo que iban a ser abucheados“, manifestó en diálogo con el programa Telenoche Rosario (El Tres).

Luego añadió: “Espero que los gobernantes se den cuenta que esto tiene que cambiar“.