Las exportaciones de madera aumentaron 72% interanual según el Indec

La estadística oficial marca que en el primer semestre del corriente el complejo forestal registró exportaciones por 351 millones de dólares, 14% más que en igual período del año pasado. El producto más vendido volvió a ser la celulosa de madera que mantuvo los niveles operados el año pasado, mientras que el mayor incremento se observó en el segmento madero que explicó prácticamente la totalidad de la suba de las exportaciones del complejo forestal. Pese a la mejora, las exportaciones del complejo están 25% por debajo de las correspondientes a 2011, el mejor de la última década.

El Instituto Nacional de Estadística y Censo (INDEC) publicó hoy su informe semestral de Complejos Exportadores, que en esta oportunidad contiene datos correspondientes a la primera mitad del año en curso. El trabajo revela que las ventas totales al exterior del complejo forestal alcanzaron los 351 millones de dólares, lo que representó un incremento de 14% con relación al primer semestre del año pasado.

A efectos prácticos, el INDEC divide al Complejo Forestal en tres sectores: el celulósico-papelero, que incluye pasta química de madera de conífera, papel y cartón; el maderero, que engloba a madera en bruto, aserrada y perfilada y otras exportaciones forestales, principalmente extracto de quebracho.

 

Para Misiones y el resto del NEA los dos sectores más significativos son los dos primeros que este año fueron los que motorizaron la mayor parte de las exportaciones.

 

Como ocurre desde hace décadas, el sector celulósico-papelero es el principal motor de las exportaciones del complejo, aunque su participación en el total cayó del 62 al 55 por ciento con relación al año pasado. Las ventas al exterior de este sector aumentaron muy levemente, de 192 millones de dólares durante el primer semestre del año pasado a 193 millones de la misma moneda en igual período de 2019.

 

Casi todo el incremento interanual de las exportaciones del complejo se explican por una notoria suba registrada en el sector maderero, que pasó de vender al exterior por 49,4 millones de dólares en la primera mitad del año pasado, a hacerlo por casi 85 millones en igual lapso de este año, lo que significó un incremento de 72%.

 

Si bien el complejo acumula cuatro años de un crecimiento moderado, las cifras de exportaciones de este año todavía no llegan a las de 2011, el mejor año para la forestoindustria en materia de ventas al exterior en la última década. Durante el primer semestre de ese año el complejo había exportado por 459 millones de dólares, la comparación con los 351 millones de este año marcan una reducción de 24%. Para el sector maderero la caída es todavía más pronunciada, de 30%.