5 beneficios del jugo de limón que te cambiarán la vida

Tomar jugo de limón de forma frecuente puede ayudarnos a bajar de peso, mejorar la circulación o la digestión

Desde hace unos años, el jugo de limón se ha postulado como un complemento ideal para añadir a nuestra dieta. Numerosos expertos en la materia aconsejan su consumo diario, no solo por su capacidad adelgazante, sino por sus beneficios antivirales y capacidad por fortalecer el sistema inmune.

Sin lugar a dudas, este tipo de jugos naturales permiten aportar al cuerpo ciertas vitaminas y minerales que ayuden a ciertas funciones del organismo. Es por ello que el limón está más de moda que nunca, siendo una opción muy utilizada para dar un toque a recetas o ingerir en forma de jugo.

Así, el jugo de limón es un gran digestivo y perfecto antioxidante para limpiar el hígado, proporcionando una mejor salud digestiva. Además, también nos ayuda a bajar de peso, pues aumenta la tasa metabólica del cuerpo.

Eso sí, debemos de tener en cuenta que esto no es un remedio milagroso, por lo que habrá que acompañar nuestra la ingesta del jugo de limón con ejercicio físico y una dieta saludable para notar los beneficios que tiene en el organismo esta bebida.

5 beneficios clave del jugo de limón

El jugo de limón es una de las maneras más recomendadas para aprovechar todos los beneficios que aporta esta fruta. Tomar jugo de limón por las mañanas tiene una serie de beneficios infinitos, pero estos son algunos de los beneficios que irás notando poco a poco y que podrían cambiar por completo tu estado de salud.

jugo de limón
jugo de limón

Efecto desintoxicante

El ácido del jugo de limón permite aumentar la excreción de ácidos por la orina, por lo que puede producir un efecto desintoxicante. De hecho, el pH del limón es uno de los ácidos más potentes que podemos encontrar en la fruta, por lo que mantiene el equilibrio en el pH del organismo.

Mejora la circulación

Un vaso de jugo de limón aporta potasio, flavononas y algo de fibra. Esta combinación permite una mejor circulación en aquellas personas con problemas en el aparato circulatorio. Además, tiene propiedades depurativas.

Previene y cura el resfriado

Uno de los aspectos más positivos del limón es que ayuda a reforzar el sistema inmune. Esto va a conseguir que nuestro cuerpo pueda prevenir cualquier tipo de infección o virus.

Por lo tanto, es un remedio ideal para curar resfriados y faringitis. Además, contiene una gran eficacia estimulante en el sistema inmune gracias a la vitamina C.

Ayuda a perder peso

El jugo de limón con agua tibia incentiva la pérdida de peso. En este sentido, si lo que quieres es que el jugo de limón nos ayude a adelgazar, lo ideal sería que la tomases justo después  de despertarte, por la mañana y en ayunas. Para prepararlo, basta con exprimir un limón en un vaso de agua a temperatura natural para mejorar la digestión.

Antiinflamatorio

El limón ayuda a combatir infecciones en las  vías respiratorias, el dolor de garganta y la inflamación de las amígdalas. Incluir este jugo con agua caliente en la dieta también ayuda a reducir el dolor de las articulaciones y los músculos. Su jugo mantiene el cuerpo hidratado, ya que proporciona electrolitos al cuerpo.