Boca festejó en los penales: eliminó a River y avanzó a las semifinales de la Copa de la Liga

Le faltó determinación y más claridad, pero pudo ganar a través de la definición desde los doce pasos. El juvenil Alan Leonardo Díaz debutó y fue figura. Habían igualado 1-1 con goles de Tevez y Julián Alvarez.

“¿Ya está?”: la tardía reacción de los jugadores de Boca, que no se dieron cuenta que habían ganado en los penales ante River

Boca avanzó a las semifinales de la Copa de la Liga Profesional, en donde se enfrentará con Racing, que más temprano había eliminado a Vélez por penales. El único grito fue de Carlos Tevez, que de cabeza -técnicamente con el hombro- venció la resistencia del joven arquero Alan Díaz, que hizo su debut por el masivo brote de coronavirus que cambió el esquema de un Superclásico tallado por la pandemia del coronavirus.

River sintió en el primer tiempo la ausencia de sus titulares (no jugaron Armani, Borré, De la Cruz, Paulo Díaz, Suárez, Girotti, entre otros). La ola de positivos se llevó puesto el plan de Marcelo Gallardo y el Xeneize no lo aprovechó: no dominó y no pudo ganar en los noventa minutos. Austero, un Boca gasolero dio cuenta de lo mucho que le cuesta generar juego (Cardona empezó en el banco de suplentes) y lo mal que anda Cristian Pavón

Carlos Tevez (10) abrió la cuenta para Boca y Julián Álvarez (68) señaló la igualdad para River en el tiempo regular.Para este encuentro, River sufrió la baja de 15 jugadores de su plantel por covid-19, entre ellos varios titulares habituales del equipo. En las semifinales, Boca se enfrentará con Racing, que el domingo derrotó por penales 4-2 a Vélez Sarsfield, luego de igualar 0-0 en los noventa minutos.

¿Qué dijo Gallardo? “Yo estoy muy orgulloso. No hay nada para lamentar ni reprochar. En la situación que hemos llegado, lo que vivimos en las ultimas horas no fue fácil. Cuando te pasa tenés que estar muy calmo porque después tenés que salir a jugar un partido, con la presión que eso representa. Tratar de presentar el mejor equipo posible, con los jugadores que estén más aptos, sobre todo en un clásico y de eliminación directa”, dijo el DT de River.

Boca estuvo cerca de la reprobación. El contexto lo invitaba a tomar la iniciativa en el juego, pero no lo hizo. Se mantuvo fiel a la idea de Miguel Russo. River, aún con limitaciones, no renunció a su intención de presionar y por momentos se hizo cargo de la pelota.

El debut del juvenil Alan Leonardo Díaz en el arco de River es para destacar. Los primeros minutos fueron de nervios comprensibles y no tuvo incidencia en el gol de Tevez.Boca se puso en ventaja con un error en la dupla Angileri-Casco que propició el centro de Medina para Tevez quien cometió infracción a Maidana y con el hombro (su intención era pegarle de cabeza) abrió el marcador.

Festeja Rossi, lo sufre Ponzio (REUTERS/Marcelo Endelli)Por: Pool via REUTERS

El árbitro Facundo Tello no observó falta del “Apache” y luego tuvo más errores. Pudo haber exhibido la tarjeta roja a Maidana y Villa. River se asentó en los minutos finales del primer tiempo y llegó con peligro al área. Agustín Rossi estuvo impreciso en una salida, pero no lo aprovechó Montiel. En la siguiente jugada, Maidana cabeceó en soledad y la pelota se fue por encima del travesaño. Poco después, un tiro libre de Angileri pasó cerca del palo.

Boca tomaba malas decisiones con Villa y Pavón, se contenía con Medina; y Tevez se mostró siempre peligroso.

Carlitos exigió al juvenil Díaz en dos ocasiones durante la segunda etapa y esa falta de definición Boca la pagó cara con el empate de River. Los ajustes que Gallardo realizó hicieron su efecto y Álvarez, de cabeza, estableció el 1-1 en el mejor momento de un River sin cinco de sus habituales titulares y poco recambio en el banco.Lucas Beltrán, José Paradela y Tomás Galván le dieron juego a un River que se plantó mejor, con Ponzio de volante central desde la salida de Enzo Pérez por lesión, ya sin la discreta producción de Jorge Carrascal y Milton Casco.

La igualdad de River llenó de preguntas a un Boca más confundido que de costumbre. El resultado quedó abierto hasta el final. River arriesgó en sus salidas con el buen pase de David Martínez desde el fondo y Boca nunca aprovechó las contras que se le generaron.

Los penales, una vía predilecta de Boca para acceder a instancias finales, le dieron al equipo de Russo el alivio ante un River que se retiró con la cabeza en alto de La Bombonera y con un futuro complicado a la espera de no sufrir más casos de Covid-19 con vistas a la Copa Libertadores.

Redacción Análisis Litoral

Primer Portal de noticias del litoral Argentino

Dejá tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: