En India, colapsaron los crematorios y queman los cadáveres en estacionamientos

La India vive hoy una realidad que la asemeja a una película de ciencia ficción. Con crematorios desbordados, en Nueva Delhi se queman cadáveres en piras improvisadas en un estacionamiento y las autoridades advierten que pronto deberán organizar hogueras en medio de la calle.

“Ya perdí la cuenta de las víctimas”, dice a la AFP Sanjay, un sacerdote que administra los sacramentos a los difuntos por Covid-19 en un colapsado crematorio de la capital, que debió extender sus actividades en un estacionamiento lindero.

Si bien los casos de coronavirus dieron este martes un respiro con una merma de casos, la situación en el país asiático sigue siendo dramática tras la irrupción de una variante local del virus.

“Comenzamos cuando sale el sol y las cremaciones continúan más allá de la medianoche”, dijo el religioso mientras pasaba en medio de las hogueras y cenizas.

El desborde es tan evidente que se ven familias enteras mientras rezan en silencio al borde de la ruta esperando durante horas el turno de la cremación de sus seres queridos, envueltos en lienzos blancos. La espera se ve solo interrumpida por el sonido de las sirenas de las ambulancias que llegan con más cuerpos.

El crematorio no está aislado. En la zona hay viviendas cuyos habitantes soportan a diario el hedor de los cuerpos calcinados mientras escuchan las lamentaciones y el llanto de las familias en duelo.

La situación es tan dramática que la madera, utilizada para las piras donde se queman los cadáveres, ha comenzado a escasear. Incluso, el personal pide a las familias traer combustible para encender las hogueras.

Según la AFP, en los últimos tres días, el crematorio de Seemapuri, en el noreste de Nueva Delhi, organizó más de 100 funerales por día y ya no tiene espacio. Su coordinador, Jitender Singh Shanty, explicó: “Hemos tratado de acoger las cremaciones en los callejones y en todos los lugares en los que podíamos encontrar espacio, pero los cuerpos no paran de llegar”.

Crematorio de Nueva Delhi

Y añadió: “Hemos tenido que pedir a las autoridades que nos permitan extender la instalación hasta el estacionamiento vecino”. “Si la situación no mejora podríamos tener que proceder a la cremación en la carretera, ya que ya no tenemos más espacio”, alertó.

Situación sanitaria y ayuda internacional

Tras el récord de 352.991 contagios y 2.812 muertes en 24 horas registrado el lunes, las autoridades anunciaron este martes 2.771 muertes y 323.144 casos, unos 30 mil menos que el día anterior.

Sin embargo, el panorama es desolador. Según las crónicas de las agencias internacionales de noticias, el personal sanitario y los familiares de enfermos buscan desesperadamente oxígeno, ventiladores, camas y camillas. Incluso, muchos enfermos mueren en las puertas de los centros de salud o en sus hogares, mientras el país aguarda la llegada internacional prometida.

Este martes llegó el primer avión con ayuda médica, que incluyó 100 ventiladores y 95 concentradores de oxígeno británicos.

En tanto, China notificó el envío de 8.000 compresoras de oxígeno y otra remesa de 10.000 que llegará en breve.

La Unión Europea, a su vez, informó en un comunicado que tiene previsto efectuar un envío en los próximos días de ayuda gracias al apoyo inicial de Irlanda, Bélgica, Rumanía, Luxemburgo, Portugal y Suecia. El envío incluye 20.000 litros de oxígeno semanales, 75 cilindros de oxígeno, casi 800 concentradores de oxígeno, más de 500 ventiladores de respiración asistida y 9.000 dosis del antiviral Remdesivir, entre otros productos e insumos.

Redacción Análisis Litoral

Dejá tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: