Se concretará la construcción del edificio de la Facultad de Artes de la UNNE

 

La Universidad Nacional del Nordeste abrió el llamado a licitación para la construcción del tan ansiado edificio propio de la Facultad de Artes, Diseño y Ciencias de la Cultura, en el Campus de la Reforma de la ciudad de Resistencia. Con un Presupuesto Oficial de $237.000.000, se quintuplicará la superficie en la que actualmente funciona la facultad. “Es una obra que consolidará el desarrollo de una unidad académica en progresivo crecimiento” destacaron las autoridades.

La obra “Aulas de Nuevas Tecnologías Aplicadas al Arte – Facultad de Artes, Diseño y Ciencias de la Cultura (UNNE), Resistencia – Provincia del Chaco” tiene como objetivo la ejecución de un edificio propio para la mencionada facultad, ya que actualmente funciona en varios locales alquilados y cedidos en préstamo, lo que hace complejo su normal funcionamiento.

Desde hace varios años la UNNE viene gestionando la búsqueda de financiamiento para el proyecto, y finalmente a mediados del año pasado se había logrado la inclusión del nuevo edificio de FADyCC en el Programa Nacional de Inversión en Infraestructura Universitaria 2019-2023, promovido para extender la cobertura y mejorar el Sistema Universitario Nacional.

Ahora, en lo que representa un avance cierto hacia la concreción de la esperada obra, la UNNE abrió la Licitación Pública Internacional N° 01/2021 para la presentación de ofertas para la construcción del nuevo edificio de FADyCC con una inversión de 237 millones de pesos y un plazo de 24 meses de obra.

La Rectora profesora María Delfina Veiravé junto al Decano de la FADyCC, profesor Federico Veiravé, y a la Secretaria General de Planeamiento de la UNNE, contadora Mabel Yanda, firmaron el respectivo llamado a licitación de la obra, que tiene un plazo de presentación de ofertas hasta el 11 de junio.

La licitación corresponde a la primera de tres etapas en que se dividió el proyecto del nuevo edificio, aunque la primera etapa se considera la más importante ya que permitirá cubrir las necesidades edilicias para el actual funcionamiento de la facultad e incluso disponer de áreas para nuevas actividades.

Se prevé una superficie a construir en la primera etapa de 3.394,70 m2, entre planta baja, entrepiso y tres plantas superiores.

Para la Rectora, se trata de un proyecto muy importante para acompañar el crecimiento progresivo de la Facultad de Artes, y que además contribuirá a consolidar la expansión del Campus de la Reforma en la ciudad de Resistencia.

Se destacó además el esfuerzo puesto por la FADyCC, la Secretaría General de Planeamiento y la Subsecretaría de Infraestructura y Construcciones de la UNNE en las gestiones para acceder al financiamiento requerido para la obra.

 

ATENDER DEMANDA ACTUAL Y FUTURA

“La Facultad viene funcionando en 600 metros cuadrados, en edificios alquilados y prestados, en distintas ubicaciones, y con la nueva obra, sólo en la primera etapa, se quintuplicará la superficie en la que funcionaremos” destacó por su parte el Decano de FADyCC.

Agregó que los nuevos espacios estarán debidamente pensados para las actividades que se prestan en la facultad, lo cual redundará en mejoras de las condiciones de enseñanza y otras actividades universitarias.

Actualmente la Facultad de Artes, Diseño y Ciencias de la Cultura tiene más de 2.000 estudiantes regulares activos, con tres carreras en Chaco y una en Corrientes, y la expansión progresiva de actividades de posgrado, investigación, extensión, servicios y gestión.

“Si dudas el nuevo edificio además de solucionar el problema de la falta de instalaciones propias, contribuirá a consolidar el desarrollo institucional, en constante crecimiento año tras año”, resaltó el profesor Federico Veiravé.

CRECER EN INFRAESTRUCTURA UNIVERSITARIA

En tanto, respecto a la importancia de la obra, el Ing. Horacio Raúl Guinea, Subsecretario de Infraestructura y Construcciones de la UNNE, destacó que para la Universidad es de suma relevancia poder avanzar hacia la concreción de una obra de tamaña magnitud, que consolida las perspectivas de crecimiento de la infraestructura de la Universidad.

Recordó que el logro de financiamiento de la nueva obra fue posible gracias a las reiteradas gestiones realizadas por la Rectora y el equipo para su incorporación al Programa Nacional de Inversión en Infraestructura Universitaria.

Indicó que la primera etapa atenderá principalmente las necesidades de las áreas de gestión, administración y de actividades académicas, mientras que las etapas pendientes, Etapa 2 y Etapa 3, sin precisiones en cuanto a las fechas de su realización, se proyectarán para atender otras demandas de gestión administrativa y oficinas, así como para nuevos espacios de taller, producción, teatros y demás instalaciones vinculadas a las actividades artísticas.

DETALLES TÉCNICOS DE LA OBRA

El proyecto del nuevo edificio de FADyCC, 1º Etapa, se orienta principalmente a atender las necesidades de las áreas de gobierno, administración y aulas, según se detalla en la Memoria Técnica del proyecto.

El nuevo edificio se implantará en el Campus de la Reforma de la UNNE, sobre la Avenida Juan José Castelli de la ciudad de Resistencia, predio en el cual ya funcionan actividades como las desarrolladas en el edificio de Ingeniería Mecánica y el Túnel de Viento (ambos pertenecientes a la Facultad de Ingeniería), así como la Residencia Universitaria.

El diseño de la obra para la FADyCC partió del objetivo de emplear el nuevo edificio como instrumento de composición del lote del Campus de la Reforma, para lograr un elemento de integración en cuanto al uso y al espacio urbano de ese predio de la UNNE. Se priorizará la accesibilidad y la conectividad con las otras dependencias de la UNNE.

La volumetría posee una importancia significativa en el planteo del proyecto, adquiriendo relevancia en la imagen final del edificio la presencia de dobles alturas y patios cubiertos que envuelven el prisma de tres plantas completas y un entrepiso del área de gobierno.

El cuerpo a construir del edificio en la primera etapa cuenta con un núcleo de circulación vertical principal compuesto por una escalera principal y 2 dos ascensores para ocho personas cada uno, ejecutado en su totalidad en la primera etapa. La otra circulación vertical corresponde a la escalera que comunica la Planta Baja con el entrepiso.

El edificio dispondrá de acceso peatonal desde la Av. Castelli y de una comunicación adicional inter Campus.

La Planta Baja tendrá una superficie 716,94 m2 y se destinará para las funciones que tienen relación directa el área de gobierno, informes generales, alumnado y aulas.

Además, se contará con un entrepiso exclusivo de 526,94 m2 para la administración y usos específicos del área de gobierno.  El contacto del público con este nivel es solo a través del hall de ingreso el que impone un cambio de escala respecto de la situación del gran espacio de doble altura, el que juega como intervalo entre enseñanza y administración, con dos núcleos circulación vertical, uno público y otro interno.

En tanto, se proyectan tres plantas superiores (1°, 2° y 3° Piso) con una superficie 716,94 m2 en cada piso.

Cada una de las plantas superiores se ejecutará con el equipamiento completo para las funciones de aulas de usos múltiples, en esta etapa con un correspondiente de 1.303,73 m2, superficie neta destinado a aulas.

De esta forma, el total construido en la primera etapa será de 3.394,70 m2, entre planta baja, entrepiso y las tres plantas superiores.

INTEGRACIÓN URBANA Y A NIVEL CAMPUS

Con respecto a la escala urbana y su entorno inmediato, el lote donde se construirá el nuevo edificio posee superficies importantes de cobertura verde, por lo que se trabajó sobre la idea de espacios verdes abiertos e incorporados al nuevo edificio.

Como estrategia para la zonificación, se empleó el concepto de sistema abierto, con el trazado de pequeñas plazas y explanadas internas interconectadas, a fin de que sirvan para distribuir el acceso peatonal a los diferentes edificios, y descomprimir posibles tensiones entre ellos, que podrán ser materializadas de acuerdo al programa de completamiento que fije la UNNE.

Un cordón vehicular que sigue el perímetro del lote vincula la circulación del Campus con la urbana, penetra hacia el interior por los espacios disponibles y se descarga en bolsones de estacionamiento, lo que permite aprovechar los espacios libres entre edificios, y disminuir el impacto del movimiento vehicular propio de la actividad.

La implantación del nuevo edificio intenta aprovechar al máximo la superficie destinada y también delimitar el sector de acceso y plaza seca, que forman parte del retiro de la línea de edificación, como fuelle entre espacio público y privado.

Redacción Análisis Litoral

Dejá tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: