Colapso en Brasil: Jair Bolsonaro habló en cadena nacional y estallaron cacerolazos

El presidente afirmó que el país “es uno de los que más vacunó en el mundo” y que las vacunas “están garantizadas”; repudio en San Pablo y Río de Janeiro

Pocos minutos después de que se informara una cantidad récord de muertes diarias por coronavirus en Brasil (3251), el presidente Jair Bolsonaro dio un discurso grabado en cadena nacional en el que aseguró que el país “es uno de los que más vacunó en el mundo” y que “las vacunas están garantizadas”. Mientras se transmitía el mensaje del mandatario se registraron cacerolazos en distintas ciudades, como Río de Janeiro y San Pablo.

“Quiero tranquilizar al pueblo brasileño. Las vacunas están garantizadas”, dijo el presidente, que resaltó que existen acuerdos de compra por más de 500 millones de dosis. “En breve volveremos a nuestra vida normal”, prometió. “Siempre aseguré que adoptaríamos cualquier vacuna desde que fuera aprobada por Anvisa”, añadió.

“Estamos en el momento de una nueva variante del coronavirus, que lamentablemente se ha cobrado la vida de muchos brasileños […] Estamos haciendo y vamos a hacer de 2021 el año de la vacunación de los brasileros”, dijo Bolsonaro.

La pandemia de coronavirus en Brasil se cobró por primera vez más de 3000 vidas en 24 horas, informó este martes el Ministerio de Salud, en momentos en que la situación del país causa alarma mundial. El país, de 212 millones de habitantes, registró 3251 muertos en un día, con lo cual totaliza 298.676 desde el primer muerto por Covid-19 hace un año, un balance superado solo por Estados Unidos. Los casos suman 12,1 millones, con 82.493 contagios en las últimas 24 horas, precisó el Ministerio.

En los últimos siete días hubo un promedio de 2364 víctimas del Covid-19, una cifra en constante alza desde el 22 de febrero y que representa el triple de la de inicios de año (703), alcanzando niveles nunca vistos durante la primera ola de la pandemia en 2020. La escalada puso al sistema sanitario al borde del colapso, con las unidades de cuidados intensivos (UCI) con una tasa de ocupación superior al 80% en la mayoría de los 27 estados brasileños y con una creciente “preocupación” por el riesgo de falta de tubos de oxígeno en por lo menos seis estados, según un informe de la Fiscalía General.

Redacción Análisis Litoral

Dejá tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: