Desde Formosa, Benedetti afirmó que “la rebelión del pueblo contra el Señor del Feudo está en marcha”.

El diputado nacional Atilio Benedetti (UCR) viajó a Formosa junto a algunos de sus pares con el fin de “recibir de primera mano los testimonios de las personas que vienen sufriendo distintos abusos de poder por parte del gobierno feudal del Gildo Insfrán”. “Estando acá pudimos verle la cara al hartazgo de los vecinos; aquí la libertad se desea con ansias y pierde terreno el miedo: la rebelión del pueblo contra el Señor del Feudo está en marcha y llegó para quedarse”.

Benedetti estuvo en Formosa junto a varios diputados y diputadas del bloque de la Unión Cívica Radical, entre ellos, el local Luis Naidenoff, Mario Negri, Alfredo Cornejo, Luis Petri, Brenda Austin, Gabriela Lena, Soledad Carrizo, Karina Banfi, entre otros.

El arribo de los legisladores a la provincia estuvo atravesado por una serie de inconvenientes: les exigieron nuevos hisopados y efectivos de la Policía les impidieron en un primer momento ingresar a la provincia, a pesar de que cuentan con fueros para poder circular libremente por todo el territorio nacional.

Finalmente pudieron ingresar a Formosa y se dirigieron a la ciudad de Clorinda, donde tomaron contacto con cientos de vecinos que los recibieron al grito de “Libertad, libertad”. Luego se reunieron con concejales y legisladores provinciales, mientras que este miércoles hicieron lo propio con comerciantes y emprendedores.

“Lo que sucede en Formosa excede todo lo imaginable”, enfatizó Benedetti, quien aseguró: “Aquí los derechos humanos no existen, existe una evidente supresión de las libertades más elementales y los vecinos se ven impedidos de ejercer derechos básicos: a muchos no se les permite trabajar, los estudiantes no pueden educarse y quienes acceden al servicio de salud se convierten en prisioneros. Lo único que funciona es la Policía, cuyos efectivos son el brazo ejecutor de todos los atropellos que ordena el gobernador Gildo Insfrán”.

“Todo esto es avalado por el Gobierno nacional de Alberto Fernández, que ampara a su ‘amigo’ a pesar de que incumple los decretos nacionales sobre aislamiento y ejerce una violencia institucional sin precedentes”, agregó.

“Tenemos la convicción de que cuando el Estado de derecho está en peligro, el compromiso con la democracia debe estar más firme que nunca. Por eso decidimos viajar a Formosa, poner el cuerpo y hablar mano a mano con quienes vienen siendo víctimas de recurrentes abusos de poder por parte de un gobernador que concentra en su persona todas las cualidades que dañan a la democracia y al Estado de derecho”, sostuvo luego el diputado radical entrerriano.

“Por más que intenten ocultar o maquillar la crítica situación de Formosa, creo que es necesario desnudar que aquí las violaciones a los derechos humanos más elementales son moneda corriente”, aseveró y convocó a los diputados nacionales justicialistas de los distintos puntos del país a acercarse a la provincia y “constatar que la arbitrariedad con la que se desenvuelve Insfrán es inaudita y no se corresponde con el sistema democrático que rige en el país”, aseguró Atilio Benedetti.

“Estando acá tuvimos la posibilidad de verle la cara al hartazgo de los vecinos. Aquí la libertad se desea con ansias y pierde terreno el miedo. La rebelión del pueblo contra el Señor Feudal está en marcha y llegó para quedarse. Nuestra responsabilidad es estar acá y exigir que se garanticen derechos elementales a una sociedad que decidió empezar a gritar”, concluyó.

 

Redacción Análisis Litoral

Dejá tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: