Cristina Kirchner, sobre el chat de Casación: “No puedo salir de mi estupor”

La vicepresidenta criticó el saludo del camarista que llamó “delincuentes” a sus colegas mujeres en un confuso saludo por el Día Internacional de la Mujer

“No puedo salir de mi estupor”. “¿Hasta cuándo? ¿O estarán esperando que le pegue a alguna?”, dijo en su cuenta de Twitter la vicepresidenta Cristina Kirchner sobre el ofensivo saludo, vía WhasApp, por el día Internacional de la Mujer que el juez Juan Carlos Gemignani, de la Cámara de Casación, envió a sus colegas mujeres. De esta manera, la mandataria volvió a cargar las tintas contra el poder judicial, que cuestionó con dureza días atrás.

“Feliz Día para todas! Especialmente para las delincuentes!!! Solo se avanzará en la igualdad cuando se reconozca derechos a las delincuentes y sean penadas. Mientras tanto, seguiremos poniéndolas en evidencia hasta que la igualdad no es solo relato!!”, dijo el camarista en el grupo de chat que comparte con sus colegas, llamado Acuerdo Virtual.

 

Las magistradas, Ana María Figueroa y Angela Ledesma, se consideraron agraviadas por el saludo de Gemignani y de inmediato solicitaron al presidente del tribunal, Gustavo Hornos, que ordene certificar el contenido del chat “para que se adopten las medidas pertinentes”. En su defensa Gemignani dijo que fue mal interpretado en sus expresiones.

“Feliz día delincuentes”. No puedo salir de mi estupor: un juez de Casación, que hace poco encerró a una secretaria en un despacho, ahora se dirige de esta manera a sus colegas mujeres en el Día Internacional de la Mujer. ¿Hasta cuándo? ¿O estarán esperando que le pegue a alguna?, tuiteó la vicepresidenta, con la imagen del artículo de LA NACION sobre el tema, indignada por la noticia.

Días atrás, Cristina Kirchner, durante su declaración desde el Senado ante los jueces de la Cámara de Casación Federal que decidirán en la causa conocida como Dólar Futuro, cuestionó duramente el rol de la justicia. “En su Poder Judicial, ¿no hay corruptos? ¿Todos pueden dar cuenta de cómo, de qué y dónde viven? ¿Todos y todas? No sé eh… Cómo lo voy a saber, si nadie se investiga a sí mismo”, fue una de las afirmaciones más resonantes del alegato.

Redacción Análisis Litoral

Dejá tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: