Vacunas VIP: Zannini, Familiares de Massa y otros amigos

Se confirmaron que sin ser de riesgo y por ser allegados al gobierno, hay más beneficiados que se aplicaron vacunas contra el coronavirus

El gobierno nacional se vio obligado a difundir en las próximas horas una lista “oficial” con las personas que se aplicaron vacunas por fuera del plan nacional diagramado por el Ministerio de salud para atacar la pandemia. Este lunes se conocieron más amigos, funcionarios, familiares y allegados al poder se vieron beneficiados. Entre otros, familiares directos del presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa; el Procurador de la Nación, Carlos Zannini y funcionarios del Ministerio de Salud de la Nación.

Alfonso Massa, Fernando Galmarini y Marcela Durrieu, el padre y los suegros del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, se vacunaron contra el coronavirus, según quedó asentado en registros el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino, SISA. Galmarini y Durrieu son los padres de Malena Galmarini, la presidenta de Aysa, esposa de Massa.

La esposa de Carlos Zannini, Patricia Alsúa, cercana a Cristina Kirchner, también se vacunó contra el coronavirus. Se dio la primera dosis el 26 de enero pasado, según quedó asentado en los registros el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino, SISA.

Alsúa, de 62 años, fue vacunada bajo la condición de “persona de 60 o más años”, según datos oficiales.

Zannini, procurador del Tesoro de la Nación y uno de los dirigentes más cercanos a Cristina Kirchner, está casado en segundas nupcias con Alsúa, que estuvo al frente de la Casa de Santa Cruz en Buenos Aires. Ella es la madre de sus dos hijos menores.

Zannini, procurador del Tesoro de la Nación, es el jefe de todos los abogados del Estado. Se vacunó cuatro días antes que su esposa. Pese a que tiene 66 años, no se lo registró como vacunado en razón de su edad, sino como “personal de salud”.

Cuando Cristina Kirchner era presidenta, Alsúa y su marido eran visitantes asiduos de la Quinta de Olivos. Participaron de cenas frecuentes y compartieron cumpleaños con el círculo íntimo de los Kirchner. La relación se mantuvo pese al paso del tiempo. El año pasado, cuando la vicepresidenta cumplió 67 años, Alsúa fue una de las invitadas a la comida que le organizó Eduardo Valdés en Almagro.

Alsúa es abogada y fie asesora letrada del gobierno de Santa Cruz. Pareja de Zannini desde 1987, trabajó también en la Secretaría Legal y Técnica de la provincia.

De acuerdo a esos registros, Alfonso Massa, “Fofó”, recibió la primera dosis el 26 de enero, mientras que el 11 de febrero fue vacunado con el segundo componente de la Sputnik V. En ambos casos, fue consignado como “persona de 60 o más años”.

Durrieu, de 70 años, recibió la primera dosis el 22 de enero y la segunda, el 11 de febrero. Fue registrada la primera vez en la base de datos oficial como “persona de 60 o más años” y la segunda, como “personal de salud”. Durrieu es médica especializada en Salud Pública y fue concejal en San Isidro por el Frente Renovador, que encabeza su yerno.

Fernando “El Pato” Galmarini también tiene un pasado ligado a la política: fue secretario de Deportes durante el menemismo. De 78 años, fue vacunado en la misma fecha que su esposa. En este caso fue a la inversa: la primera vez lo cargaron como “personal de salud” y la segunda, como “persona de 60 o más años”.

Según lo anunció el propio gobernador Axel Kicillof, la vacunación para adultos mayores en la provincia de Buenos Aires comenzó oficialmente el 30 de enero.

En su cuenta de Twitter, Patricia Bullrich afirmó: “En enero ya había vacunados VIP. Lamento que el Presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, haya utilizado su cargo para vacunar a sus suegros cuando solo le correspondía al personal de salud. ¡Presidente Fernández no es un error es un sistema de privilegios del poder!”, afirmó.

 

Amigos de Ginés

El entorno más cercano del exministro Ginés González García apareció en el registro de vacunación desde la segunda semana de enero. Arnaldo Medina, 58 años, secretario de Calidad en Salud recibió la primera dosis el 11 de enero y fue anotado, como el resto de los funcionarios, como “personal de salud”. Le aplicaron la segunda dosis el 8 de febrero, siempre según los datos oficiales. Los principales colaboradores de Medina también figuran en la nómina: Alejandro Collia, subsecretario de Gestión de Servicios, y Judit Díaz Bazan, subsecretaria de Calidad, Regulación y Fiscalización.

Mauricio Monsalvo, 40 años, subsecretario de Gestión Administrativa, es otro de los que apareció en los primeros días de enero. La primera dosis de la Sputnik V figura como aplicada el 13 de enero, una semana antes que el presidente Alberto Fernández. La segunda dosis la recibió el 5 de febrero. Monsalvo es un hombre clave en la mesa chica del Ministerio de Salud, porque está a cargo de ejecutar la compra de vacunas. Incluso estuvo en las negociaciones secretas por la adquisición de la vacuna que desarrolló Pfizer, según información oficial. También otros empleados de la dependencia que conducía Monsalvo aparecen en el registro de vacunados con ambas dosis de la Sputnik V.

Martín Sabignoso, 44 años, secretario de Equidad en Salud, es el otro secretario del ministerio que aparece en la nómina que consultó La Nación. La primera dosis la recibió el 13 de enero y la segunda, el 12 de febrero. Como el resto de los funcionarios, Sabignoso también fue anotado como “personal de Salud”. El organigrama de vacunados en la mesa chica del Ministerio de Salud se completa con el exministro González García, que se vacunó junto al Presidente, y con su jefe de gabinete en el ministerio, su sobrino Lisandro Bonelli.

No aparecen en los registros Vizzotti ni quienes hasta ayer integraban su equipo de trabajo dentro de la Secretaría de Acceso a la Salud. De ahí depende el plan de vacunación contra Covid-19 y las estadísticas sanitarias y epidemiológicas que surgen del Sistema de Información Sanitario de Salud (SISA), dentro del que se encuentra el Registro Federal de Vacunación Nominalizado (Nomivac). En ese registro, usuarios autorizados en los centros de salud del sistema público y privado van cargando la aplicación de la vacuna.

Ese equipo incluye a Sonia Tarragona, que estuvo a cargo de la Subsecretaría de Medicamentos e Información Estratégica -con el cambio de autoridades pasaría a ser la jefa de Gabinete de la nueva ministra-; Alejandro Costa, subsecretario de Estrategias Sanitarias; Analía Rearte, directora nacional de Epidemiología y Análisis de Situación de Salud, y Juan Manuel Castelli, director nacional de Control de Enfermedades Transmisibles.

Algunos de los vacunados argumentaron que accedieron a ese beneficio por fuera de los protocolos vigentes para la población general porque son “personal estratégico”. Sin embargo, Monsalvo, por ejemplo, que es licenciado en ciencia política y tiene una maestría en epidemiología, accedió a la vacuna como “personal de salud”, de acuerdo con los datos oficiales.

La categoría “personal estratégico” de gobierno, de acuerdo con las etapas del plan de vacunación, recién aparece al final del cronograma, que empieza con el personal de salud, sigue con los adultos mayores y continúa con el personal de seguridad, las fuerzas armadas y el servicio penitenciario y los docentes de manera escalonada.

Por otra parte, se alertó que el escándalo de las Vacunas VIP, también rozará a dirigentes de Cambiemos. Hay intendentes del PRO de Buenos Aires que se vacunaron.

 

Redacción Análisis Litoral

Dejá tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: