El jazz de luto: falleció el pianista Chick Corea

El músico estadounidense, considerado un genio del jazz, falleció imprevistamente. Dejó un mensaje de despedida para sus seguidores y amigos.

El músico y compositor Chick Corea, uno de los grandes pianistas de la historia del jazz, murió imprevistamente este jueves a los 79 años a causa de un cáncer, publicó la cuenta de Facebook del artista.

“Fue un amado esposo, padre y abuelo, y un gran mentor y amigo para muchos. A través de su trabajo y las décadas que pasó recorriendo el mundo, tocó e inspiró las vidas de millones”, puede leerse en ese posteo acerca del fallecimiento de Corea.

La publicación también expresa que el fallecimiento fue el 9 de febrero de “una rara forma de cáncer que sólo fue descubierta recientemente” y que la familia del genio del Jazz “apreciará su privacidad durante este difícil momento de pérdida”.

El mensaje

Los administradores de su cuenta escribieron que “aunque él sería el primero en decir que su música decía más que las palabras”, tenía un mensaje para todos aquellos que conocía y amaba: “Quiero agradecer a todos aquellos que, a lo largo de mi viaje, han ayudado a que la música se mantenga encendida. Espero que aquellos que tienen el atisbo de tocar, escribir, actuar o lo que sea, lo hagan. Si no es por ustedes mismos, entonces por el resto de nosotros. No es solo porque el mundo necesita más artistas, sino que también es muy divertido. Y para mis increíbles amigos músicos, que han sido como una familia para mí desde que los conozco: ha sido una bendición y un honor aprender y tocar con todos ustedes. Mi misión siempre ha sido llevar la alegría de crear a cualquier lugar que pudiera, y haberlo hecho con todos los artistas que tanto admiro, ha sido la riqueza de mi vida”.

Biografía

Chick Corea nació el 12 de junio de 1941 en Chelsea, Massachusetts, Estados Unidos. Tenía antepasados italianos y españoles. Era hijo de Anna Corea y Armando J. Corea, un músico profesional que le enseñó los fundamentos de la música; a los cuatro años ya tocaba el piano con soltura.

De joven trabajó en Boston y Nueva York y estudió con minuciosidad los estilos del jazz de figuras como Dizzy Gillespie, Art Tatum, Bud Powell y Thelonious Monk. Corea fusionó ritmos latinos con el jazz en 1962, mientras tocaba con Mongo Santamaría.

Su debut como líder de grupo fue con Joan’s Bones (1966) que se convirtió en un clásico. Luego vendría Now he sings, now hw sobs, otro clásico. Más tarde trabajó con Stan Getz y Herbie Mann y en 1969 comenzó a tocar el teclado electrónico como acompañante de Miles Davis.

En la década de 1970 formó Return to Forever, que es citado como uno de los grupos fundamentales del movimiento del jazz-fusión.

Colaboró durante los años setenta con músicos de varias tendencias: clásica, jazz, bop y jazz rock.

Actuó por todo el mundo con Herbie Hancock, otro teclista; abarcó los más variados estilos y en la década de 1980, con su grupo Elektric Band, utilizó nuevas técnicas de mezclas para conseguir una original combinación de piano con teclados electrónicos. Estas grabaciones tuvieron un especial éxito; obtuvo varios premios Grammy y algunas de sus composiciones de cámara y orquesta muestran la influencia de compositores clásicos como Wolfgang Amadeus Mozart (a quien imitó en un concierto para piano), Darius Milhaud, Gabriel Fauré, Alexander Nikoláievich Skriabin y Béla Bartók.

Advertisements

Redacción Análisis Litoral

Dejá tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: