Estafa: pagó un millón de pesos por la casa que no se vendía

Una mujer de Paraná sufrió una estafa tras abonar dinero y entregar un auto y una moto, para adquirir una vivienda que le fue ofrecida en las redes sociales.

Una mujer de 31 años oriunda de Paraná, está desesperada porque este miércoles al mediodía, vio en carne propia que había sido estafada en su buena fe. Pagó un millón de pesos por una casa que no estaba a la venta.

Vecinos de calle Provincias Unidas al 1.600 informaron a la Policía que en una vivienda había personas. Se pensó que se trataba del ingreso de ladrones, y al llegar la policía, encontró a una mujer mirando una casa que, según sus dichos, recién había comprado.

Se pudo  saber , que la víctima había vendido hace poco tiempo una propiedad en la zona del barrio Cáritas, y con ese dinero, más una moto y un Ford Taunus, tenía intenciones de comprar una casa en otra zona de Paraná.

Fue así que ofreció en las redes sociales adquirir una propiedad pagando una suma de dinero cercana al millón de pesos.

Fue así que por privado, a su Facebook se comunicó una persona que le ofreció una propiedad en la zona de Provincias Unidas y Garrigó. Un sector comercial de la capital entrerriana que está en pleno crecimiento, y dónde las viviendas tienen un costo muy superior al millón de pesos.

La mujer, tal vez no se percató de esto, y creyó en la operación inmobiliaria dispuesta por el supuesto vendedor.

Tras recorrer la vivienda -que se encontraba deshabitada-, debieron ingresar por la ventana, para recorrer el interior de la propiedad, ya que el estafador dijo haberse olvidado las llaves.

Se le entregó a la víctima formularios oficiales de la venta, registros (falsos), y otro tipo de documentación (apócrifa). La afectada entregó 800.000 pesos en efectivo, el Taunus y una moto de media cilindrada.

La mujer este mediodía ingresó a la casa, y se encontraba mirando algunas dependencias internas, cuando llegó personal de la comisaría tercera, alertado de un aparente robo. Fue allí, que se supo que la casa vendida, había sido fruto de una operación falsa. Consumada la estafa, se avanzó con la denuncia, en la cual se estableció que la propiedad, efectivamente no estaba ocupada, porque el titular había fallecido y se encontraba en sucesión.

La causa es llevada adelante por el fiscal Cristián Giunta, quien dispuso que personal de la Comisaría Tercera y de la División Delitos Económicos, avanzaran con la investigación para tratar de ubicar al estafador y de alguna manera recuperar el dinero mal habido, como así también el vehículo y moto entregados en parte de pago.

Advertisements

Redacción Análisis Litoral

Dejá tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: