En consonancia a lo informado esta semana desde la Asociación Hotelera y Gastronómica de Gualeguaychú, que había adelantado la caída de consultas con respecto a diciembre, ahora los privados del resto de la provincia reportan lo mismo. El sector entiende que no hubo una política clara de marketing oficial respecto al turismo, y las nuevas medidas aplicadas por el coronavirus condicionaron a los visitantes.

“Los turistas se asustaron y las reservas cayeron”, reconoció el presidente de la Cámara Entrerriana de Turismo (CET), Leonardo Schey, quien precisó que, “teniendo en cuenta que hay un 40% de empresas cerradas y un aforo del 50%, la ocupación en Entre Ríos ronda entre el 10 y el 15%.

En igual sintonía, se había expresado el presidente de la Asociación de Hoteleros y Gastronómicos de Gualeguaychú (AHGG), Marcelo Giachello, quien había asegurado que el número de consultas no es el mismo que en diciembre y explicó que con el rebrote han caído las llamadas y algunas reservas no se han concretado.

En cuanto a la elección del turista, Giachello había manifestado que la mayoría elige bungalows o lugares abiertos y alertado por la crisis económica que atraviesan los privados: “Muchos no han terminado ni siquiera de pagar las boletas de la luz; se está hablando de que vuelva el ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción) porque la situación no está para hacerse cargo de todo”.

Por su parte, el Presidente de la CET admitió que las nuevas restricciones “han sido un condicionante, porque los turistas se asustaron y las reservas cayeron”.

También evaluó que la información fue “mal empleada” y que hubo una “la falta de determinación del Ministro de Turismo (por Juan José Bahillo) de dar políticas claras de marketing para mostrar que Entre Ríos es segura y se puede venir a vacacionar”. Ante esto, “el turista eligió no venir y esperar”.

Schey informó además que “han cerrado en el sistema turístico entrerriano un 40% de las empresas y sobre el 60% que está diezmado, contemplando un aforo que en muchas ciudades es del 50%, se está trabajando sobre un 30%. Por los tanto, si analizamos todas las restricciones, tenemos una ocupación de un 10 a 15%, comparado con el año pasado es totalmente nulo que lo que se está vendiendo. Esto lamentablemente nos va a terminar quebrando a muchos y no vamos a poder sostenerlo”.

Explicó que cuando se habilitó el turismo “fue un boom, la gente se entusiasmó muchísimo, pero ahora con todas las publicidades que está realizando el propio gobierno, los termina induciendo a que no vengan a visitarnos”.

Para el dirigente, el turismo no impacta sobre las olas de contagio, teniendo en cuenta que estuvo cerrado desde el 19 de marzo y adjudicó ese incremento a las fiestas clandestinas.

Schey sostuvo que “con falta de presupuesto de la provincia y las directivas poco claras del Ministro de Turismo hacia sus Secretarías, no se ve reflejado un trabajo que invite a los grandes centros emisores a que vengan los turistas a visitarnos”.

En la provincia el turismo interno “habitualmente es muy poco”, prepondera el visitante de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, detalló.

Fuente: Diario El Día

Redacción Análisis Litoral

Dejá tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: