Una entidad académica criticó el avance del gobierno sobre la Justicia, las libertades individuales y la actividad privada

El cierre de 2020 estuvo marcado por el ataque del Gobierno a la Justicia. Ya en los primeros días de 2021 el presidente Alberto Fernández confirmó la tendencia al afirmar que “hay que meter mano en la Justicia” y redoblar sus críticas a fallos de la Corte Suprema.

Los últimos días del año también marcaron el inicio de un nuevo enfrentamiento con sector agropecuario. El 30 de diciembre el Gobierno decretó el cierre de las exportaciones de maíz, lo que derivó en la reacción de las entidades del campo que anuncian para el lunes un paro con cese de comercialización.

El tercer capítulo fue el avance hacia el control de la medicina privada. Primero fue Cristina Kirchner quien reclamó en su discurso en el acto de La Plata una “amplia reforma al sistema de salud”. Y luego, una contramarcha que dejó en claro la iniciativa de desfinanciar a las prepagas: en mismo día se autorizó y luego se anuló un aumento del 7%. Todo quedó registrado en el Boletín Oficial.

Y, por último, y ya en los primeros días de este año el kirchnerismo mostró otra de sus cartas habituales, el control al accionar a la prensa. “Es posible pensar en una nueva ley de medios”, dijo el senador Oscar Parrilli, vocero habitual de los ultra k.

Antes estos embates, la Academia Nacional de Ciencias de la Empresa, organismo que preside Jorge Aufiero, calificó como “compleja” la situación que atraviesa el país y emitió un comunicado en el que denuncia el “avance sobre las libertades individuales”.

“El Gobierno nacional ha determinado una escalada en prácticamente todos los niveles de la República Argentina“, arranca el comunicado. Y agrega: La permanente intención de avanzar sobre la Justicia; la insistencia de sancionar una nueva ley de medios; la intención de entrometerse en la actividad agropecuaria atacando al sector que más divisas extranjeras aporta al país; y la contención de las tarifas a través de la restricción de aumentos —con todas las distorsiones que genera en la economía— revelan un avance sistemático y contundente sobre la actividad privada”.

“Como corolario, la decisión de dejar sin financiamiento al sistema de salud privado dificultará, en plena pandemia, la continuidad de la atención médica de la población”.

Y concluye: “Por todo lo expuesto en este comunicado, la Academia Nacional de Ciencias de la Empresa insta al diálogo a las autoridades nacionales, con el objetivo de consensuar las medidas económicas que den previsibilidad a las decisiones empresariales a los efectos de promover la inversión en los distintos sectores de la economía y lograr la ansiada recuperación del país”.