Con la luz verde a la fusión, avanza la creación de la automotriz de más ventas en la Argentina

El país, además, supone un desafío adicional: es de los pocos, en el mundo, en el que ambas empresas tienen un tamaño industrial semejante. También será especial para Cristiano Rattazzi.

En Europa, los accionistas de FCA Automobiles y del Grupo PSA aprobaron su megafusión de u$s 52.000 millones, uno de los últimos pasos formales que les quedan por dar para la creación de Stellantis. Será, con una producción global de 8 millones de vehículos anuales ingresos superiores a los u$s 200.000 millones, la cuarta automotriz más grande del mundo.

En la Argentina, además, empieza a marchar la terminal que será la de mayor volumen de ventas del paísVolkswagen celebró, en 2020, su 17º año consecutivo como líder del mercado local. El año pasado, patentó 55.725 vehículos, una participación de 17,2%. Si se suman las 1332 entregas de su escudería premiumAudi, y las 1408 de su división de vehículos comerciales pesados, su share sube a 18 por ciento.

En tanto, Fiat tuvo 37.685 patentamientos, 11,6% del total. Jeep, marca insignia de Chrysler, registró 9818, otros 3 puntos de participación. Las 1356 unidades matriculadas de su pick-up RAM le dieron otro 0,4%. Es decir, como terminal, FCA consolidó, al final de 2020, una participación de mercado del 15% en la Argentina, lo que le permitió desplazar a Toyota (13,5%) del segundo lugar.

 

 

Por su parte, los 21.968 patentamientos de Peugeot significaron un share del 6,8%; los 11.506 de Citroën, un 3,6%; y los 440 de DS, 0,1%. Es decir, PSA sumó 10,5% entre sus dos marcas.

De esta forma, en la Argentina, Stellantis tendría una cuota del 25,5 por ciento.

 

Además de tal nivel de participación, la fusión supone otro desafío. La Argentina es uno de los pocos países del mundo en el que FCA y PSA tienen estructuras industriales de tamaño similar. Una emplea a 2100 personas; la otra, 2000. En su planta de Ferreyra, Córdoba, el grupo ítalo-estadounidense produce el Cronos, sedán en el que invirtió u$s 500 millones entre 2016 y 2018. La terminal francesa, en tanto, inició a mediados del año pasado la fabricación del Peugeot 208hatch (es decir, silueta de cinco puertas) que insumió u$s 320 millones. El Palomar, además, hace productos de generaciones anteriores: los Peugeot 308 408, el Citroën C4 Lounge y los utilitarios Partner (de la marca del león) y Berlingo (del doble chevrón).

 

Cuando se anunció la fusión, en octubre de 2019, se anticipó que se concretaría sin cerrar ninguna de las fábricas existentes. De hecho, en el país, se resalta la complementariedad entre los productos más nuevos de ambos. No obstante, también es cierto que empieza el juego de la silla: el diseño de un nuevo organigrama en el que será inevitable la superposición de casilleros entre una y otra empresa.

 

 

Además, habrá que definir quién se sentará al volante. A escala global, ya se sabe que John Elkann, presidente de FCA, nieto de Gianni Agnelli y principal impulsor de la fusión, será el presidente de Stellantis. El portugués Carlos Tavares, CEO de PSA, será el director general del nuevo gigante.

 

 

John Elkann y Cristiano Rattazzi

Sin embargo, semanas atrás, se informó que Mike Manley, quien hace dos años asumió como CEO de FCA tras el fallecimiento de Sergio Marchionne, será el nuevo número uno de Stellantis para las Américas. Es decir, de los Estados Unidos hacia el Surrincón del mundo en el que tienen más presencia Fiat y Chrysler que Peugeot y Citroën. Sobre todo, en Brasil, donde una pelea el liderazgo del mercado y la otra no llega a los 2 puntos de participación.

 

 

Para Cristiano Rattazzi, presidente de FCA Automobiles Argentina, será también un momento especial. Como si el final fuera desde donde partió. Un cuarto de siglo atrás, el empresario –sobrino de Agnelli– fue el piloto de la vuelta de Fiat a la Argentina, tras el divorcio de Sevel. En ese momento, la automotriz de Franco Macri continuó fabricando sólo Peugeot. Hasta un par de años después, cuando los franceses le compraron a Socma la planta de El Palomar.

 

 

Carlos Tavares y Mike Manley

Desde entonces, además, tuvo una creciente rivalidad con Luis Ureta Sáenz Peña, presidente de Peugeot-Citroën (PSA) en el país. Las pujas por la conducción de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) fueron caja de resonancia de sus enfrentamientos en la Unión Industrial Argentina (UIA), donde militaban en listas opuestas. Diferencias de estilo -e historias personales- potenciaban esa rivalidad. Ureta se retiró hace tres años. Fue el último liderazgo fuerte que hubo en el management local de PSA.

 

 

“Teniendo 73 años en 2021, por lo menos, me va a encantar entrar a Stellantis. Después, será otra generación la que tendrá que llevarla adelante. A esta fusión, la van a hacer todos los jóvenes leones de la nueva generación“, refirió Rattazzi la semana pasada, en una entrevista con El Cronista Comercial.

 

 

Luis Ureta Sáenz Peña

Qué se anunció

En el comunicado que ambos grupos difundieron, explicaron que, tras la aprobación por parte de los accionistas y la recepción de las autorizaciones reglamentarias finales en el transcurso del último mes –en particular, de la Comisión Europea y del Banco Central Europeo–, FCA y PSA esperan completar la combinación de activos el 16 de enero. Las acciones ordinarias de Stellantis comenzarán a cotizar en las bolsas de Milán y de París el lunes 18, y en la de Nueva York, el martes 19.

 

 

Stellantis tendrá 14 marcas, desde Fiat y Maserati a las estadounidenses Jeep, Dodge y RAM, además de Peugeot, Citroën, Opel y DS.

 

 

La fusión recibió aprobaciones superiores al 99% en ambas asambleas extraordinarias de accionistas.

 

 

“Estamos listos para esta fusión”, aseguró Tavares. En tanto, Elkann sostuvo: “(Stellantis) desempeñará un papel destacado en la próxima década, cuando se redefina la movilidad”.

 

 

Manley, por su parte, agregó que el 40% de las sinergias esperadas de la fusión –proyectadas en más de 5000 millones de euros- provendrán de la convergencia de plataformas, de transmisiones y de la optimización de las inversiones en investigación y desarrollo.

Redacción Análisis Litoral

Dejá tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: