Análisis Litoral

Conmoción mundial: murió Diego Maradona, sufrió un infarto y no pudieron reanimarlo

Fue en la casa que alquiló tras recibir el alta de la clínica Olivos.

A dos semanas de haber sido dado de alta en la Clínica Olivos, donde estuvo ocho días internado tras ser operado de un hematoma en la cabeza, Diego Armando Maradona (60) se descompensó en su nuevo hogar situado en el partido de Tigre, donde estaba siendo acompañado por allegados a Matías Morla, custodios, su kinesiólogo, su psiquiatra y su enfermera. “El corazón no respondió y lo trataron de reanimar”, informó Luis Ventura.

Minutos después de pasados el mediodía, llegó la confirmación menos esperada por los argentinos: el “Diez” falleció a los 60 años. “Maradona tuvo un paro cardíaco y no pudieron reanimarlo”, señaló el periodista, despertando las lágrimas de propios y extraños. Cabe recordar que Diego fue internado el 2 de noviembre en una clínica privada de La Plata, pocos días después de celebrar su cumpleaños número 60.

Aunque desde el entorno del “Diez” intentaron minimizar la internación, detallaron que la descompensación había sido producto de un desbalance en su medicación y un estado emocional complicado: “Diego está deprimido y muy decaído”. En ese sentido, habían adelantado que la tristeza de Maradona se debía a la ausencia de sus padres, Doña Tota y Don Diego, quienes fallecieron el 19 de noviembre de 2011 y el 25 de junio de 2015, respectivamente.

 

Maradona se encontraba en su nueva casa del barrio San Andrés, donde se mudó a un domicilio acondicionado para su rehabilitación. EL deseo de regresar a su casa siempre fue del ex DT de la Selección Argentina, quien tuvo que firmar un documento desligando a la Clínica Olivos de cualquier inconveniente que pudiese ocurrir si abandonaba el nosocomio, ya que los profesionales creían que debía permanecer internado más tiempo.

Según las primeras versiones, Gianinna Maradona, la menor de las hijas que tuvo El Diego con Claudia Villafañe, estaba presente en el lugar cuando el ex futbolista sufrió un paro cardiorrespiratorio. “Se intentó reanimarlo hasta último momento, pero mis fuentes me dicen que ya estaba muerto”, sumó Ventura. Al descompensarse, los presentes buscaron ayuda en un vecino, que intentó reanimarlo hasta la llegada de una ambulancia.

 

Sin embargo, El Diego ya se encontraba sin signos vitales cuando llegaron las nueves ambulancias que se acercaron hasta el lugar y todo lo que se hizo posteriormente fue “extraordinario” para intentar revivirlo. “Desde el Gobierno se está barajando la posibilidad de que el velorio sea en Casa Rosada”, adelantó Jorge Rial en Intrusos.

 

Advertisements

Exit mobile version