Sigue el escándalo real en Holanda: Guillermo y Máxima pidieron disculpas por viajar a Grecia en medio de la pandemia

Los reyes de Orange se dirigieron a la población y se mostraron arrepentidos. “No somos infalibles”, dijeron

Los reyes Guillermo y Máxima de Holanda volvieron al palacio real, pero el escándalo que los tiene en el centro de las críticas en el país europeo continúa. La pareja debió interrumpir sus vacaciones familiares en Grecia luego de recibir un aluvión de rechazos por haber decidido viajar fuera del país en medio de la pandemia por coronavirus. Ya en Holanda, ambos publicaron un video en el que abordaron sus acciones y su impacto en la conversación pública.

“Vemos las reacciones de la gente a las publicaciones de los medios y son fuertes, nos afectan. No queremos dejar ninguna duda al respecto: para detener el coronavirus es importante seguir las normas dictadas. El debate provocado por nuestras vacaciones no contribuye a eso”explicaron en el comunicado enviado el mismo viernes.

La familia retornó el sábado a su residencia en La Haya. Pero las hijas mayores -las princesas Amalia y Alexia- lo hicieron el martes por la noche, tres días después. Según explicaron, solo había cuatro boletos disponibles en el vuelo que tomaron los reyes, por lo que los utilizaron ellos mismos, Ariane y un miembro del personal de seguridad. Sin embargo está decisión también fue fuertemente criticada por la prensa y los holandades.

A continuación, las palabras del rey Guillermo:

Con pesar en mi corazón me dirijo a ustedes. Nuestro viaje a Grecia ha provocado fuertes reacciones de muchos holandeses. Duele haber traicionado la confianza en nosotros. A pesar de que el viaje estuvo en línea con las regulaciones, fue muy imprudente no tomar en cuenta el impacto de las nuevas restricciones en nuestra sociedad. Nuestra propia decisión de regresar se tomó al darnos cuenta de que no deberíamos haber ido.

Desde el comienzo de la crisis del coronavirus, hemos hecho todo lo posible, dentro de los límites de la política de la Corona, para encontrar espacio y estar allí tanto como sea posible para todos los que buscan apoyo en tiempos inciertos. Es un momento difícil para todos. Un tiempo de carencias, limitaciones y preocupaciones. Del miedo, la ira y la inseguridad también. Hemos escuchado las historias conmovedoras en muchos encuentros, en persona y digitalmente. Nos sentimos conectados con vosotros y con todas aquellas personas que se han visto afectadas directa o indirectamente.

Continuaremos trabajando con vosotros para eliminar el coronavirus. Para que todos en nuestro país puedan retomar la vida normal lo antes posible. Eso es lo más importante ahora y continuaremos haciéndolo, lo mejor que podamos. Estamos involucrados. Pero no somos infalibles”.

Este es el segundo escándalo en el que se ven inmersos por no liderar con el ejemplo durante la pandemia y no respetar las normas que impone el propio Gobierno holandés para frenar los contagios.

Dos días después de que se decretara el confinamiento parcial del país, los reyes aterrizaron en Grecia con la intención de pasar unos días de descanso en su villa privada en Kranidi, en la península del Peloponeso, a 160 kilómetros de Atenas, con vistas al mar Egeo. Su estancia, sin embargo, fue muy breve.

El rey Guillermo y la reina Máxima lamentaron haber infringido la norma de distanciamiento social contra el coronavirus durante su paso por la isla de Milos.

the_royals_of_todaythe_royals_of_today

“Apareció una foto en los medios en la que mantenemos muy poca distancia. En la espontaneidad del momento, no le hicimos caso a la medida. Por supuesto que deberíamos haberlo hecho. Porque el cumplimiento de las reglas de la Corona también es esencial en vacaciones para derrotar el virus”, fue el mensaje de la Casa Real de Holanda publicado en la cuenta oficial de Twitter.

 

Advertisements

Redacción Análisis Litoral

Dejá tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: