¿Se reabren los puentes?

Excelente informe del diario El Pueblo de la ciudad de Salto R.O.U

A ocho meses de la llegada del Covid 19 , una de las primeras medidas preventivas tomadas por el Gobierno fue el cierre de frontera con Argentina en el cruce de Salto Grande como en todos los demás puntos ,salvo excepciones como Fray Bentos- Gualeguaychú.
Por una parte el «Grupo Puente del Salto a la Concordia» reclama flexibilización, porque es una situación «desesperante» y hasta «de lesa humanidad», afirman.
Las autoridades sanitarias piensan que no es conveniente dicha apertura , así lo manifestó la Dra. Rosa Blanco, Directora Departamental de Salud Pública, el sector comercial y empresarial afirma que el mercado se ha visto favorecido ya que las compras de alimentos y vestimenta se compran en Salto, aunque el sector turístico se ha resentido económicamente.

«Grupo Puente del Salto a la Concordia» reclama flexibilización, porque es una situación «desesperante» y hasta «de lesa humanidad», afirman

Del trabajo que viene realizando el «Grupo Puente del Salto a la Concordia» se ha ocupado de informar EL PUEBLO en varias ocasiones. Así, por ejemplo el Dr. Luis Grosso –integrante del grupo- ha comentado que se trata de un conjunto de cientos de personas que en diferentes aspectos, aunque básicamente en lo familiar y/o laboral, se sienten perjudicadas por las dificultades que a partir de la aparición del coronavirus fueron complicando cada vez más su circulación entre las dos ciudades. Más allá de las cartas enviadas a varias autoridades de los dos países, sostienen que las respuestas no llegan, por lo que incluso realizaron manifestaciones en calle Uruguay a fin de sensibilizar a las autoridades para que tomen medidas ante una situación que califican como «realmente desesperante». «Lo que pedimos es simplemente flexibilizar el pasaje», sostienen. Grosso ha llegado a subrayar que «ya es un tema de lesa humanidad por no permitirnos reunirnos ni trabajar». Pero esta vez EL PUEBLO recabó además otros testimonios de integrantes del grupo:

DORIS CORREA:
«Pedimos la consideración de nuestros casos
especiales»

Doris Correa vive en Salto y está en pareja desde hace 9 años con Carlos, un concordiense.

Doris Correa

Además, tiene residencia argentina permanente. Así narraba su situación: «Antes del cierre de las fronteras, yo vivía en las dos ciudades. Iba los martes a Concordia, volvía los jueves a Salto.
Los viernes me iba nuevamente a Concordia y Carlos me traía en auto los domingos de noche. Soy docente y eso me permite organizar mis horarios. Vivo en una cooperativa y soy parte de la comisión, participo activamente de la Mesa Intercooperativa de Salto, o sea, tengo una serie de actividades y vínculos que hacen que deba estar algunos días por semana en Salto, además de mi casa, a la cual vienen mis hijos y nietos cuando viajan desde Montevideo. Cuando comenzó toda esta locura, yo estaba en Concordia, y me quedé hasta el 10 de mayo. Ese día decidí volver a Salto, porque tenía hora para exámenes cardiológicos, me había quedado sin mis medicamentos y debía retomar mis actividades en general. Pedí permiso al cónsul y volví a Uruguay, pero nunca pensé que no iba a poder volver a ver a mi marido por tanto tiempo.
Me enteré a través de la tele, de este grupo y me uní, para sumar y luchar en conjunto, por la flexibilización del tránsito vecinal fronterizo por el puente Salto Grande. Eso nos gustaría que quede bien claro: no pedimos reapertura de frontera, pedimos la consideración de nuestros casos especiales. Somos personas sanas, pero esta situación nos está afectando de diversas maneras. En nuestro caso es sicológica y afectivamente. Meses sin compartir la vida con la persona que elegimos como compañero de vida».

MA. NATALIA FERREIRA:
«Con el decreto de cierrede fronteras nos hemos
visto afectados en estederecho»

Natalia Ferreira

Por su parte, María Natalia Ferreira Balbi decía: «soy salteña; de profesión escribana en Uruguay, y hace 11 años vivo en la ciudad de Concordia donde resido con mi esposo y mi hijo que son argentinos ambos. Mi hijo con doble nacionalidad, porque ni bien nació le tramité la cédula uruguaya y desde que estaba en mi panza viajó todos los días conmigo a Salto cuando yo iba a trabajar. Es más, la educación preescolar la hizo en Salto, hoy ya cursa en Concordia.
Desde el año 2009 nunca vi interrumpida mi ida y vuelta de una ciudad a la otra por el Puente Salto Grande, llegando en algunos casos de hacer dos viajes cuando alguna situación especial lo ameritaba, incluso cuando el puente estuvo en reparación se encontró la forma de autorizar el cruce, en horarios limitados o bien por lancha, pero nunca se nos impidió el cruce. Ahora, la situación es otra, desde el 16 de marzo, y con el decreto de cierre de fronteras nos hemos visto afectados en este derecho. Si bien, hace cuestión de un mes se autorizó a ir a Salto por el puente Salto Grande, no está habilitado su regreso por allí, obligándonos a hacer 500 km hasta Gualeguaychú para ingresar a Argentina… muy loco ¡cuando piden la menor circulación! Yo tengo, además de mi trabajo, mis padres, hermana y sobrinos en Salto, a quienes hace 7 meses que no veo, así como tampoco mi hijo a sus abuelos y éstos a su nieto, tíos y primos, también otro derecho fundamental que se ve afectado que es el de los afectos. Incluso me tocó pasar por un tema de salud muy delicado de mi mamá, y lo tuve que padecer estando «tan cerca» y «tan lejos»…
Nosotros no pedimos apertura de fronteras sino que nos otorguen una habilitación especial a determinado número de personas que tenemos motivos más que fundados para pedir por este permiso.
Creemos que con un protocolo cuidado puede hacerse posible que nos permitan el cruce por lo menos dos o tres veces en la semana, porque verdaderamente es muy necesario y urgente».

MA. VALERIA CABRAL:
«Estoy todos los días en la lucha y no puedohacer nada»
En tanto Valeria Cabral, que se encuentra en Concordia e integra el grupo desde junio, contó: «Mi pareja es uruguayo, él está allí en Salto desde el 14 de marzo.

Valeria Cabral

En el medio fuimos abuelos y esa es una de las cosas que me perdí. La niña es hermosa, y no pude estar en el momento que nació, ese fue uno de los peores momentos porque era el día más feliz de nuestra vida y no pude estar, pero ¿qué le vamos a hacer? Así es la vida. Por otra parte mi suegro está internado hace más de un mes y medio de un problema de próstata, y estamos esperando, con vueltas para acá y para allá pidiendo permiso al Cónsul argentino, al Cónsul uruguayo… Ahora me pidieron un papel de convivencia que incluso no sé cómo hacerlo. Estoy todos los días en la lucha y no puedo hacer nada».

TATIANA GONZÁLEZ:
«No estamos pidiendo nada extraño»
Argentina de nacimiento pero con una infancia, adolescencia y parte de la juventud en Salto, Tatiana (38 años) hace un tiempo viajó a Concordia con sus hijos, que son uruguayos.

Tatiana González

El resto lo cuenta ella: «El 28 de marzo decido cruzar a Salto por problemas familiares y quedé varada allí por siete meses. El grupo pide una flexibilización que consta de un protocolo, sabemos que no podemos pasar por alto los hisopados, la cuarentena, porque se están dando casos tanto en Uruguay como en Argentina. No estamos pidiendo nada extraño, solo que nos dejen pasar ida y vuelta por la misma vía, o sea que no tengamos que dar la vuelta por Fray Bentos, que más allá de los hisopados es un mundo de plata, porque son 500 km extra, entonces pedimos un ida y vuelta por Salto Grande para aquellas personas que tengan vínculos familiares, hijos, padres, o trabajo, domicilio o algún tipo de tratamiento de salud iniciado en Salto o en Concordia, con y sin doble nacionalidad. Yo volví por Fray Bentos y ahora en octubre. Yo tengo doble nacionalidad por ser hija de padres uruguayos y ser nacida en Argentina.
Pero a mis hijos por ejemplo tuve que hacerles un trámite que es bastante engorroso. Argentina nos flexibilizó el ingreso, nos deja hacer un trámite por la página, a distancia, pero Uruguay no tiene una página, no hay un lugar donde hacer ese trámite vía on line.
Ya sabemos cuáles son los protocolos mundiales y pedimos flexibilizar el pasaje pero no para turismo ni para ir a Buenos Aires…. Hablamos con Rosita Blanco, que nos atendió siempre, brindándonos un protocolo que no es el mismo que el de los camioneros por ejemplo, y sabemos que no podremos saltear los hisopados. Pero no estamos pidiendo reapertura sino flexibilización para estas personas».

«No ejerceríamos presión en algo que nos pueda complicar el futuro»
El puente cerrado, «si ponemos en la balanza, nos favorece», sostienen los Hoteleros y Gastronómicos de Daymán

Sin dudas que el Turismo es un área que se vio sumamente afectada por la pandemia, con varias empresas cerradas y por ende muchísima gente sin trabajo. En Salto y por varios meses no hubo turismo termal, lo que golpeó fuertemente la economía. Sin embargo, si se habla de la frontera Salto-Concordia, los operadores turísticos de Daymán coinciden en que «favorece» que se mantenga cerrada en tanto fortalece el turismo interno, ya que se ve a estas termas como un «destino seguro».

Diego González

Para este informe EL PUEBLO conversó con Diego González, quien se desempeña desde hace un año como Presidente de la Asociación de Hoteleros, Gastronómicos y Afines de Termas del Daymán (AHGA). González trabaja en el Hotel Los Naranjos hace dieciséis años, en el manejo de la parte comercial y recepción.

-¿Qué reflexión les merece, desde el punto de vista de la actividad turística, que esté cerrado el puente Salto-Concordia?
La importancia del puente de Salto Grande en esta región es vital. Salto y Concordia están muy vinculadas y se complementan en varios aspectos. En el caso específicamente del turismo es un ida y vuelta, nos llega turismo argentino sí, pero en los últimos dos años vemos también que se fueron muchos uruguayos a vacacionar al litoral termal argentino, entre otros atractivos que tiene Argentina en otras ciudades. La pandemia, entre otras cosas, nos dejó el cierre de fronteras y hoy por hoy a Daymán lo está beneficiando por ser un destino seguro y de amplia diversificación de oferta. Por otro lado hay que poner en la balanza lo bien que estamos a nivel sanitario de este lado del río y la cantidad de casos que lamentablemente tiene Entre Ríos. Por eso entendemos que apresurar la apertura del puente sería un riesgo del que nos podemos arrepentir. Ya nada será igual que antes de marzo, pero en el 2021 esperemos que esta nueva normalidad nos vuelva a unir con nuestros hermanos argentinos a través del hermoso puente que nos une…

-Es decir ¿prefieren de alguna manera que siga la frontera así porque se refuerza el turismo interno?
Creo que por lo que es el público de Daymán, si ponemos en la balanza, nos favorece. Aunque Daymán, Salto Grande y Arapey integramos una Mesa de Turismo y somos conscientes que a los hoteles de mayor categoría y porte los favorecería la apertura de fronteras.

-¿Están todos de acuerdo o hay «conflictos», o diferentes puntos de vista, entre ustedes en cuanto a esto, o sea que algunos piensen que se debe abrir las fronteras y otros no? ¿Lo han discutido?
Tenemos una relación muy fuerte entre las tres asociaciones, AHGA, Liga de Arapey y Comisión de Turismo del Centro Comercial. Estamos convencidos que el gobierno viene trabajando muy bien la emergencia sanitaria y no ejerceríamos presión en algo que nos pueda complicar el futuro. Lo charlamos y monitoreamos.

-Dejando un poco de lado el tema puntual de las fronteras nacionales, qué se puede decir en este momento sobre el impacto de la pandemia en Daymán? ¿Cómo se está dando el retorno a la «normalidad «?
De marzo a julio fueron meses duros, a caja cero, teniendo en cuenta que iba a ser un año lleno de fines de semana largos. Perdimos Semana Santa y las vacaciones de julio fueron más que nada un experimento de comportamiento y funcionamiento de protocolos. Luego la gente y los empresarios fueron tomando confianza y este fin de semana largo que pasó, el del 12 de octubre, se trabajó muy bien. Pero esto no implica que la rentabilidad haya mejorado. Han quedado algunas empresas por el camino y a otras les está costando mucho ser rentables, los protocolos requieren inversión en muchos casos pero también te reduce la capacidad normal de venta.
Desde AHGA insistimos en que tanta postergación y casi nada de exoneración en algún momento te lleva al colapso.

«El problema de este grupo de personas es el ida y vuelta. Cuando la situación sanitaria y los decretos de un lado y de otro son tan distintos, buscar encuentros no es fácil»

Para la Dra. Rosa Blanco, Directora Departamental de Salud Pública
«El problema de este grupo de personas es el ida y vuelta.

EL PUEBLO consultó a la Dra. Rosa Blanco, Directora Departamental de Salud Pública, sobre la situación planteada por este grupo de vecinos que busca la apertura o flexibilización de las condiciones de paso por el puente Salto Concordia.

  • ¿Cuál es su opinión respecto a la petición de un grupo de vecinos de nuestra ciudad de la apertura del puente Salto Grande para ir a Concordia por temas familiares o laborales?
  • He hablado con ellos muchísimas veces. Desde el punto de vista sanitario y desde el punto de vista de Uruguay, algunas facilidades están dadas porque podría protocolizarse a viajeros de entrada frecuente, por ejemplo, que se hicieran cada tanto un hisopado. El tema es que ahora Concordia tiene más de 200 casos y Salto no tiene. Entonces, para mantener nuestro estatus sanitario, que en este momento es muy valorado no solamente para nosotros sino en la región, hay que extremar los cuidados. De todas maneras, creo que hay que contemplarlo como una situación diferente, porque hay un criterio de vecindad y hay también compromisos familiares y laborales. Pasa que es distinto tratar cuatro o cinco que cien excepciones, ya dejan de ser excepciones.

Esto tiene que ver también con decisiones sobre todo de las formas de ingreso que propone Argentina, por ejemplo, porque una de las cosas que Argentina no permite es volver por Concordia. Sí o sí cualquier persona que ingrese a Argentina por el puente Salto-Concordia tiene que volver por Fray Bentos, y eso no depende ni del gobierno uruguayo ni mucho menos del Ministerio de Salud Pública.

  • ¿Es decir que este tema debe tratarse y resolverse a nivel de ambas Cancillerías?
  • Ese tema está siendo tratado desde hace tres meses por mi jefa, la doctora (Karina) Rando, el Ministro también está al tanto de este tema. Ha habido varias reuniones a nivel de Cancillería. A nosotros también se nos es difícil lograr acuerdos desde el punto de vista sanitario con Argentina. Por ejemplo, el puesto que tenemos de realización de hisopados, lo tuvimos que poner necesariamente del lado uruguayo, no tuvimos el apoyo para ponerlo en donde está Migraciones y todo lo demás que está del lado argentino. Tampoco podemos, por ejemplo, retornar por ahí, repatriar camioneros que no sean argentinos, y también es dificultoso repatriar argentinos. O sea, no es fácil cuando de un lado son tan diferentes, no digo que las medidas sean mejores o peores, sino tan distintas a las que tenemos acá. Tenemos una vía de ingreso a Uruguay, que se mantiene prácticamente desde el comienzo de la epidemia, y ha funcionado, son procesos que ya están aceitados. Es decir, acá entra gente por el puente Salto – Concordia para todo el país todos los días, más allá de los transportistas. Ingresan 60 u 80 transportistas por día y ahora va subiendo el número de particulares, pero mínimamente de 5 a 10 personas, incluso a veces núcleos familiares que ingresan, muchos de los cuales son argentinos casados con uruguayos o argentinos que vienen y tienen residencia aquí, cumpliendo los protocolos, no hay problema.

El problema que tiene este grupo de personas es el ida y vuelta. Cuando la situación sanitaria es tan distinta y los decretos de un lado y de otro son tan distintos, buscar encuentros no es fácil. Pero de nuestra parte, ellos ya saben que tienen toda la colaboración del mundo. Desde el punto de vista de Cancillería, cónsules, embajadores, resuelvan que puedan ir y volver a Concordia, adecuaremos, como lo hicimos para las elecciones para que las personas que vinieran por menos de cinco días que no se tuvieran que hacer dos hisopados. Entonces, quizás acá, contemplando, por ejemplo, a grupos de personas que se movilizan suponte que cada semana o cada 15 días, adecuar los protocolos sanitarios para que no se les vaya tampoco la vida en cuarentena. De hecho, ellos tienen un decreto sobre que cada vez que entran a la Argentina por la vía que sea tienen 14 días de cuarentena. Estas limitantes, más allá de que hay responsabilidades binacionales, tienen mucho más que ver con los criterios distintos de ingreso de un lado y del otro con las vías de retorno para la Argentina.

  • Entonces, ¿más que un tema de voluntad se trata de un tema de coordinación entre ambos países?
  • Más que un tema de coordinación, que es, es también un tema de que Argentina tiene que modificar algunos decretos, como por ejemplo el que ese grupo de personas, suponte que se haga un listado, se le permita volver por Concordia. Es decir, no es solamente coordinar. Las autoridades de un lado y del otro nos movemos de acuerdo a los decretos presidenciales y todas las resoluciones que se han hecho en torno a estas situaciones. Las fronteras están cerradas.
  • En caso que se logre esta flexibilización legislativa por parte de ambos países, fundamentalmente de Argentina, ¿se daría un permiso especial para cada una de estas personas, que según dijeron serían cerca de 150, en vez de hacer una liberalización generalizada para todas las personas?
  • Es que liberar de forma generalizada es muy difícil en este contexto, no sería responsable ni estaría de acuerdo con la forma en que Uruguay ha llevado la pandemia. Se pueden hacer grupos de acuerdo, por ejemplo, a la frecuencia con el que viaja y ver para ese grupo determinadas exigencias sanitarias que es, lo que muchas veces les he explicado a ellos, en lo único en que nosotros podemos incidir, cada cuánto se hacen hisopados, cuándo se lo exigen, cuánto tiempo de cuarentena.

Hay mucha gente que no tiene tanta necesidad de movilizarse cuando está del lado salteño, por ejemplo, podría quedarse en un lugar ejerciendo su profesión, por ejemplo, sin necesidad de hacer una vida normal acá adentro de Salto.

Esas situaciones son más fáciles de contemplar con la persona que viene, está en su casa, atiende, por ejemplo, su estudio y ahí permanece una semana, y quizás antes de la semana, si vuelve, y le permiten volver por Concordia, no tenga que hacerse un nuevo hisopado. Recién puede hacerlo al mes, si vuelve.

Es decir, puse un ejemplo cualquiera. Nosotros estamos dispuestos a contemplar a grupos de situaciones que puedan entrar adentro de algo similar, tanto el Ministro como Karina Rando, mi Jefa de Coordinación de las Direcciones Departamentales y nosotros, ellos ya lo saben. De hecho, tenemos colegas que están atendiendo del otro lado y no pueden venir a hacer su consulta acá. Nosotros voluntad de coordinar y de adecuar las situaciones sanitarias a lo que se decrete y decida no nos falta, al contrario, estamos tan preocupados como ellos para que esto se solucione, pero lo nuestro sería lo último.

  • De accederse a este petitorio, ¿no podría ocurrir que quienes no queden comprendidos en esta posibilidad de cruzar a Concordia se sintiesen discriminados? Y pienso en una cantidad considerable de familias que antes cruzaban el puente para hacer su surtido mensual para abaratar la canasta.
  • Son situaciones distintas. Es diferente que hoy el país esté en una suerte de burbuja sanitaria con cuatro países -porque tenemos también una conectividad con Paraguay, y Chile, menos, pero hay- que están con curvas con el top 5 o 6 en el mundo. Con esa suerte de burbuja sanitaria creo que es impensado comparar situaciones de aquellas personas que quieren volver a su vida vecinal que hoy no solamente no están dadas las condiciones, sino que es de alto riesgo, de gente que está padeciendo, como dicen ellos que les cambió la vida hace ya casi ocho meses, donde hay personas que no han podido venir a despedir a familiares que han fallecido, que están separados de sus hijos, que han perdido su fuente laboral o la continuidad de la misma. Creo que son situaciones bien diferentes y que no debería nadie patalear y ser solidarios con estas personas que están pasándola mal, que vienen tocando puertas desde hace mucho tiempo y que no está fácil poder contemplar a este grupo de situaciones que dista mucho de aquel que vaya a hacer una compra o pasar para el otro lado. Imagínate que en Uruguay hay más de 300 casos y estamos alarmados, y solo en Concordia hay 200, en Gualeguaychú hay más de 1.500.

Es decir, no es una situación comparable, al menos en lo que a mí respecta a nivel personal.

El comercio litoraleño favorecido por el cierre de frontera

Con el obligado cierre de frontera con Argentina, no solamente el comercio local se ha visto favorecido, sino que, lo mismo, viene ocurriendo en los demás departamentos litoraleños, como Paysandú, por ejemplo, donde, a diario, en tiempos de «normalidad», más de 400 autos cruzarían la frontera, significando una pérdida de alrededor de 5 millones de pesos equivalente a combustible, ropa y alimentos comprados en la vecina orilla.

LA SITUACIÓN EN SALTO
Atilio Minervine, Presidente del Centro Comercial de Salto, confirmó que en Salto se ha venido dando, una situación similar a la que acontece en Paysandú.
En tal sentido, consignó que la gremial empresarial  viene planteando la idea de ampliar los precios de frontera a otros productos de consumo masivo. «A quienes estamos en zona de frontera se nos descuenta un 24% en la carga de combustible mediante las tarjetas de crédito, si esto se aplicara a otros productos sería una ayuda importante», señaló.
Como no hubo visitantes por la crisis sanitaria, están vendiendo con total normalidad en la ciudad de Salto. En cuanto a las ventas destacó que algunos comerciantes han señalado que el «blindaje» por la crisis sanitaria permitió mantener el flujo de caja aunque no llegó el movimiento del turismo.

Por su parte, la Presidente de la Comisión de Turismo del Centro Comercial e Industrial de Salto, Flavia Lavecchia, manifestó que no se puede perder de vista que la situación sanitaria, que es «lo más importante en este momento». «Cualquier caso de contagio que pudiera haber en alguno de los destinos de turismo», enfatizó Lavecchia, «sería dar un paso atrás para la temporada y todo lo que se ha venido logrando». Ante las gestiones llevadas adelante por diferentes instituciones vinculadas al turismo para que comience a definirse la apertura o no de fronteras por parte del gobierno, teniéndose en vista la proximidad de la principal temporada, la entrevistada sostuvo que «en este momento la situación sanitaria es prioridad frente a cualquier otra situación; o sea, en caso de abrir la frontera, que obviamente es un tema a determinar entre el Ministerio de Salud Pública, el equipo de científicos y Presidencia, creemos que tiene que ser muy bien pensado». «Por lo tanto», prosiguió, «si bien se están elevando medidas desde la Cámara Uruguaya de Turismo y desde ARU al gobierno, con posibles estrategias para poder abrir fronteras, creemos que, en realidad, la prioridad sanitaria debe de estar presente por encima de todo».

EL LITORAL
La actividad comercial en el litoral se mantiene como consecuencia del cierre de fronteras. En tal sentido, un grupo de empresarios e industriales del departamento de Paysandú envió una carta al presidente Luis Lacalle Pou en la que hacen un estimativo del dinero que se va de la ciudad hacia la vecina localidad de Colón, Argentina.
La crisis sanitaria  decretada tras la llegada del  coronavirus  y el posterior cierre de fronteras permitieron a los empresarios alcanzar un crecimiento en la actividad local como nunca antes se había percibido. El crecimiento va del 40% hasta el 100% en algunos rubros de consumo familiar.
«Este es un bueno momento para repensar las estrategias que tenemos como país en defensa de la industria nacional: los controles que no se realizan en el puente de manera eficiente hacen que todos perdamos, el país también deja de recaudar porque el consumo se va para el otro lado», afirman los comerciantes.
En esa línea, solicitan que se revisen todas las formas de ingreso de mercadería  por el puente Paysandú-Colón. Eso es un buen ejemplo.

En esos cálculos incluyen el dato de que en tiempos normales pasan desde Paysandú unos 400 vehículos por día por el puente internacional hacia el país vecino. Los fines de semana se triplica esa cantidad. Si se parte de un gasto de unos $ 13.000 por vehículo (en lo que se incluye la compra de combustible, ropa y alimentos) se puede establecer que la ciudad uruguaya cede a su vecina de argentina unos $ 5.200.000 diarios por esta práctica. Según esos mismos números, el comercio de Paysandú pierde millones todos los meses sin cierre fronterizo.

Los empresarios realizaron un relevamiento en distintos rubros comerciales dentro de la ciudad de Paysandú y en todos ellos se notó un incremento importante en las ventas. En el sector alimentación se notaron aumentos de hasta el 100% y en higiene y perfumería entre el 40% y 50%.
Un distribuidor de productos chacinados, lácteos y congelados perdió clientes en el sector gastronómico y al mismo tiempo recuperó clientela en los negocios minoristas que trabajan con el público local. «Notamos que los comercios de venta minorista tuvieron un repunte notorio y básicamente la razón fue el cierre de la frontera con Argentina», informó la comerciante Doris Santos a los autores de la carta.

»Se venía muy apretado desde hace mucho tiempo, con un comercio deprimido que solo sobrevive y hoy vemos lo que siempre hemos reclamado pero con mucha más claridad y números fríos que lo corroboran, que aún en la emergencia sanitaria, donde la gente trata de gastar lo necesario, las ventas aumentan de esta manera», dice la carta.

Se estudia reapertura de frontera Argentina previendo la próxima temporada de turismo

l gobierno argentino estudia seriamente la posibilidad de habilitar la frontera con nuestro país, con el objetivo de poder comenzar a distender la actual situación de absoluto aislamiento a causa de la pandemia y, así, agilizar el sector turístico de cara a la próxima temporada.
Sin embargo, en Uruguay, aún la idea, si bien ha sido analizada, no se encuentra en una fase que cuente con el beneplácito unánime de las autoridades, por considerar precipitado el adoptar una medida que podría, como ocurre con la frontera brasileña, disparar los casos de infectados por el covid 19, lo que aparejaría un retroceso en la lucha contra la enfermedad, que Uruguay, en comparación con países como Argentina y Brasil, ha venido enfrentando de buena manera.

OBJETIVO: VACACIONES
En Uruguay estudian la posibilidad de reabrir la frontera con Argentina a través de los tres puentes internacionales emplazados sobre Entre Ríos en vistas que el gobierno de Alberto Fernández comunicó a Uruguay que gestiona un permiso especial para uruguayos a fin de que viajen a Buenos Aires.
La decisión del gobierno argentino está motivada por la urgente necesidad de dólares, a fin de evitar una devaluación cada vez más cercana.
En razón de la proximidad del verano el gobierno argentino decidió impulsar diferentes ensayos turísticos para lograr la programación de una temporada que impulse la recuperación del sector. Así como se están llevando a cabo pruebas piloto en Bariloche, se prevén otras en los principales puntos turísticos del país, por lo que está a estudio recibir turistas desde Uruguay lo que podría concretarse en noviembre.
Según el Ministro de Turismo argentino hay muchos uruguayos interesados en viajar en tour de compras a Buenos Aires, en razón de la situación favorable del cambio. Los visitantes estarían autorizados a ingresar solamente por Buquebus, exigiéndose un hisopado negativo con la posibilidad de realizar el estudio en el propio barco.
El plan es que los uruguayos que ingresen se desplacen sólo por la ciudad de Buenos Aires y no circular en todo el país. Ello no implicaría a la inversa, que los argentinos pudieran cruzar el río para vacacionar en Uruguay.
Sin embargo, el Ministro de Turismo de Uruguay, Germán Cardoso, reconoció que esta semana el gobierno analizará la posible apertura de fronteras insistentemente reclamada por los operadores turísticos del este.
RETORNO DE ARGENTINO
Por instrucciones del Presidente de la Nación, la Dirección Nacional de Migraciones dependiente del Ministerio del Interior trabajó en este esquema de reapertura gradual y segura de las fronteras que inició el 1 de abril, y tiene por objetivo evitar riesgos sanitarios que comprometan el esfuerzo que vienen realizando los argentinos con el aislamiento social preventivo y obligatorio. Al respecto, el ministro del Interior, Wado de Pedro, destacó: »estamos abriendo las fronteras de forma gradual, planificada y segura para el retorno de los argentinos en el exterior. Es la forma de cuidar a los 44 millones de argentinos que están haciendo un gran esfuerzo con el aislamiento social».
En tanto, la directora nacional de Migraciones, Florencia Carignano, resaltó que «lo importante es que va a haber un ingreso ordenado y con corredores seguros», y explicó que «solamente estarán habilitados algunos pasos donde habrá un control sanitario para garantizar que el ingreso sea seguro para todos, luego del esfuerzo que vienen haciendo todos los argentinos para llevar adelante el aislamiento social obligatorio».
La Cancillería adoptará las medidas pertinentes para la atención de las necesidades básicas de los nacionales argentinos o residentes en el país hasta tanto puedan retornar al país.

PASOS TERRESTRES
HABILITADOS

La Dirección Nacional de Migraciones (DNM) dependiente del Ministerio del Interior, habilitó 5 pasos fronterizos terrestres entre las 8 y 16 hs permitiendo el ingreso por día y por paso de hasta 500 personas.
Los pasos limítrofes habilitados para vehículos y ómnibus son:
·Paso de los Libres/Uruguayana (República Federativa de Brasil)
·Gualeguaychu/Fray Bentos (República Oriental del Uruguay)
·Salvador Mazza/ Yacuiba (Estado Plurinacional de Bolivia)
·Cristo Redentor (República de Chile)
·Paso San Sebastián (República de Chile)
Es de destacar que este cronograma no afecta al tránsito normal de transportes de cargas y comercio internacional.
AEROPUERTOS
Se decidió establecer el Aeropuerto Internacional de Ezeiza como corredor aéreo seguro y aeropuerto para vuelos internacionales autorizados y el Aeropuerto Palomar para vuelos sanitarios de la Fuerza Aérea Argentina

Redacción Análisis Litoral

Dejá tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: