Moine, sin filtros: “Lo digo con amor” hay “32.000 personas que son improductivas” como empleados públicos

Mario Armando Moine hace 27 años que dejó la gobernación. Desde la vuelta a la democracia, fue el único peronista paraense que llegó a ocupar el sillón de Urquiza. Decidido a hablar, lo hizo sin guardarse nada, dispuesto incluso a introducirse en el pantanoso terreno de las “incorrecciones políticas”.

 Por Osvaldo Bodean

Habla rápido, respalda sus razonamientos con números y estadísticas, y se atreve –toda vez que encuentra una oportunidad- a redoblar la apuesta con quienes aún lo “putean” por haber dicho que el Estado no debía convertirse en una agencia de empleo.

Gatilla, como si tuviera un “naranjero”, en muchas direcciones a la vez. Denuncia un 30 a 40% de exceso en la planta de empleados públicos de Entre Ríos en comparación con Santa Fe y Córdoba, pero también le apunta a los “exorbitantes” sueldos de los jueces.

Le pide a Bordet que “haga lo que tiene que hacer” para terminar con el déficit de la Caja de Jubilaciones, es decir, que “iguale los derechos jubilatorios del empleado público con los que están en la actividad privada”, que encima “trabajan 45 horas semanales y la administración 35”. Y acompaña su planteo con una ráfaga de preguntas incómodas: “¿Por qué un empleado mío, de comercio, se va a jubilar a los 65 y el empleado del Estado se jubila a los 62? ¿Por qué una empleada mía se jubila a los 62 y en la administración pública a los 58 y trabajan un 50% menos? ¿Por qué una enfermera en la actividad privada se jubila a los 60 y en el Estado a los 52?”. Son interrogantes muy molestos, que muchos preferirán hacer como que no los escucharon.

Si se le pide, no tiene inconvenientes en recordar cuestiones espinosas de su pasado como gobernador. Por ejemplo, confiesa que después de atreverse a enfrentar a Cavallo, terminó agachando la cabeza porque, por orden del entonces Ministro de Economía, ni siquiera lo recibía un director del Banco Nación, y asegura que gracias a que agachó la cabeza, Entre Ríos consiguió el complejo Victoria – Rosario, la Autovía de la Ruta 14 y se pudo apoyar a Federación para lograr las aguas termales.

También se mete en la difícil discusión salarial actual al postular que, ante la grave crisis, al Ministro de Economía Hugo Ballay no le queda otra que “socializar” los sueldos de la administración pública. “Esto significaba un monto fijo de 5000 pesos, por ejemplo, como propuse para el trimestre, desde el que gana 30 mil hasta el que gana 400 mil”.

Por último, se anima a algunas predicciones; por ejemplo, que vamos hacia un 55% de pobreza y que sólo nos podrá salvar la “solidaridad de todos contra todos”. Y, mirando un poco más adelante, asegura que si la provincia reestructura su deuda en dólares a 6 años, como propone el ministro Hugo Ballay, los próximos gobernadores estarán “fritos”.

Renegociación de la deuda: “Estamos dejando una herencia imposible”

– ¿Por qué cree que no alcanza que la amortización de la deuda de Entre Ríos se amplíe de 3 a 6 años, uno de los lineamientos que el gobierno entrerriano fijó en la negociación con los acreedores?

– Si nosotros financiamos en tan solo 6 años, al próximo gobernador le va a tocar pagar 100 millones de dólares por año. Para que la gente tenga idea, eso es equivalente, tomando un valor de 80 nada más (porque el dólar de 80 va a ir a 100 en los próximos dos o tres meses) es una masa salarial completa de jubilados y activos, que son 8000 millones de pesos. Es imposible que la provincia pueda ahorrar 100 millones de dólares sin afectar todo lo que tenga para obra pública, salud, intervenir en la economía entrerriana. Y agréguele a eso, que la Caja de Jubilaciones, que ya tiene 200 millones de dólares de déficit anual, en los próximos dos años va a crecer 30 millones de dólares más por año. Entonces estamos en 130, 140. Eso hace inviable las finanzas provinciales por los próximos 6 o 7 años.

-¿Una pesada hipoteca para los que vendrán?

-Por supuesto. Ahí Cambiemos, y me parece oportuno y creo que el gobernador debe aceptarlo, pidió que se constituya en la Legislatura una comisión de seguimiento, en donde estén todos los partidos representados, porque tiene que ver con que en esta decisión se va a afectar dos o tres gestiones gubernamentales. Entonces, tiene derecho la oposición a participar. Y de piso, tenemos que hablar de 10 años. No va a ser fácil, pero cerrar en 6 años a una tasa del 4 o 4,5 -no olvide que contratamos al 7,5%- le estamos dejando una herencia imposible.

En los últimos 20 años los gobernadores han tenido más o menos libres 50 o 60 millones de dólares para todo lo que pueda ser intervenir en el tema educación, por escuelas (no se olvide que la matrícula crece año a año), en salud para abrir nuevos hospitales o centros asistenciales, y así sucesivamente. Entonces, si usted va a tener 120 o 130 millones de dólares anuales para tener que pagar deuda, usted está frito.

“Hicimos del Estado una agencia de empleos” y “hace 8 meses que la administración sigue funcionando con 32.000 empleados menos”

-¿Cómo le parece que se puede revertir el déficit de la Caja de Jubilaciones? El gobernador comenzó el año promoviendo un debate al respecto, que quedó suspendido por la irrupción del Covid. Mientras, el rojo se sigue agrandando.

-¿Qué tiene de lindo gobernar? Ser gobernador de una provincia sin duda es un orgullo y un honor muy profundo. Uno adquiere fama y recibe el cariño de muchísima gente, que a uno lo hace sentir muy bien. Pero gobernar también tiene muchos dolores de cabeza. Yo los tuve. Yo hice la reforma de la Caja de Jubilaciones en el año 93, la 8732, donde aumenté la edad jubilatoria y tomamos una serie de medidas, porque el déficit se iba escapando año a año, porque no es desde ahora este problema.

Y después, cuando asumí, dije lo que todavía no gusta, que la administración pública no puede ser una agencia de empleo. Y, por supuesto, todavía, cuando yo hablo, mucha gente dice ‘callate Moine, que despediste a los empleados públicos’. Después de 27 años me lo siguen echando en cara. A todos esos, les digo: Van a cumplirse 8 meses que 32.000 empleados públicos no prestan jornada de trabajo, que por el Covid están en sus casas, y hace 8 meses que la administración sigue funcionando con 32.000 empleados menos.

-¿La agencia de empleo, desde entonces hasta hoy, se profundizó?

-Entre Ríos está excedida en un 30 o en un 40%. Porque la provincia de Córdoba y la de Santa Fe tienen, cada 1000 habitantes, 38 a 39 empleados públicos, y nosotros estamos en 60, y no podemos argumentar que Entre Ríos tiene muchos pueblos, entonces tenemos muchas escuelas, muchos centros asistenciales. No. Si hay una provincia que tiene una infinidad de pueblos es Córdoba y sin embargo tienen 20 empleados menos cada mil. Entonces, hicimos una agencia de empleo y hace 8 años, porque durante gran parte de la gestión de Urribarri y gran parte de la gestión de este gobernador se termina de pagar el día 17. Olvidemos que ahora se termina el 24, 25. Entonces, el Estado, si no termina a tiempo de pagar sueldos, cómo cree Usted que puede intervenir en la economía. Para que el Estado intervenga en la economía, tiene que tener, por lo menos, un superávit de 200 a 300 millones de dólares anuales. Entonces sí puede promocionar diferentes sectores.

-¿Cómo imagina esa “intervención” en la economía?

-A ver, ejemplos. La citricultura viene a los golpes desde que yo fui gobernador. La producción de arándanos tiene hoy por hoy un mercado mundial interesantísimo. La producción de miel tiene un mercado también interesantísimo. La actividad avícola, que hoy está en 200 millones de exportación la podemos exportar a 400 o 500, en la medida en que le saquemos presión impositiva, porque además la actividad avícola genera mano de obra en cantidad.

Entonces, si el Estado tiene fondos y superávit, puede tomar cincuenta o cien millones de dólares para promocionar a aquellos sectores que más mano de obra generan y para apoyar a las PyMES, y no vamos a tener que llenar la administración pública de empleados.

Porque además, a esto lo digo con amor, porque si no dicen ‘¡pero qué hijo de puta que es Moine!’, esas 32.000 personas que hoy no van, son improductivas. Si estuvieran en la calle hoy, generarían, como hemos visto en todo este tiempo cómo la gente hace comida a domicilio, hace pan, hace huerta. La horticultura en invernadero, por ejemplo, en Entre Ríos ha crecido enormemente. En la década del 90’, cuando comenzamos a promocionarla, el 80% venía o de Corrientes, o de Santa Fe. No éramos capaces de producir un kilo de tomate, acelga, lechuga, cebolla, y hoy en gran cantidad de pueblos hay producción hortícola y entonces hemos ganado y mucho. ¡Ve cómo podemos avanzar!

Caja de Jubilaciones: “Propongo una ley que iguale los derechos jubilatorios del empleado público a los que están en la actividad privada”

-Regresemos al déficit en la Caja de Jubilaciones. ¿Imposible salvarlo sin pagar costos políticos?

-Lo que yo digo ahora al gobernador es que haga lo que tiene que hacer. ¿Va a significar desgaste político? Sí. ¿Qué propongo? Una ley que iguale los derechos jubilatorios del empleado público a lo que están en la actividad privada, que además, trabajan 45 horas semanales y la administración 35. ¿Por qué un empleado mío, de comercio, se va a jubilar a los 65 y el empleado del Estado se jubila a los 62? ¿Por qué una empleada mía se jubila a los 62 y en la administración pública a los 58 y trabajan un 50% menos? ¿Por qué una enfermera en la actividad privada se jubila a los 60 y en el Estado a los 52?

Yo digo, ‘no te quito derechos, igualo derechos’. Porque todos estos que se jubilan a los 65 son los que pagan el impuesto inmobiliario, el impuesto automotor, o los que tienen pequeñas empresas, que se jubilan a los 65; estos son los que pagan los impuestos con los cuales viven los empleados públicos.

Digo y propongo: igualemos derechos. Es de justicia igualar derechos, porque son unos privilegiados en el sistema jubilatorio.

-¿Cuán grande es la brecha entre lo que cobran los jubilados de la actividad privada y los de la administración provincial?

– En ANSES, el promedio es de 22.000 pesos las mujeres y 29.000 los varones y no hay ninguna jubilación de las más altas que supere los 120 mil pesos. Estoy hablando a nivel nacional. En la provincia de Entre Ríos, el promedio de las jubilaciones es de 55.000 pesos y nos damos el privilegio de tener más de 1000 jubilaciones de más de 300 mil pesos, y tenemos unos 30 o 40 que están en los 400 a 500 mil pesos. Por eso, felicito al ministro de economía por su propuesta de recomposición salarial, porque hace cuatro meses anticipé que a la situación económica que vamos, va a ser necesario socializar los sueldos de la administración pública. Esto significaba un fijo de 5000 pesos, por ejemplo, como propuse para el trimestre, desde el que gana 30 mil hasta el que gana 400 mil.

En el mes de diciembre del año pasado, cuando renuncié al 40% de mi jubilación de gobernador, lo hice diciendo ‘vienen momentos muy malos para la Argentina’. Yo creía que el default nos iba a llevar a una situación parecida y ha sido el Covid. Y dije, en ese momento, ‘hay que prepararse para una gran solidaridad de todos con todos’. Entonces, ahora el ministro propone un importe menor al que yo dije, pero bueno, lo entiendo. El ministro conoce al detalle qué es lo que puede dar.

Partan de la base los empleados públicos que en la actividad privada, mis empleados, todos los empleados de comercio, están cobrando un 25% menos. Mientras que en la administración pública están cobrando el sueldo completo. Si hay un pequeño gesto del gobierno provincial, sea bienvenido, porque está recaudando un 20% menos. Son momentos re contra difíciles. ¿Van a venir momentos más difíciles? Sí. En los próximos 6 meses vamos a tener mayor pobreza. Hoy salió un anticipo: 47%. ¿A dónde vamos en los próximos 6 meses? Al 55% de pobreza en la Argentina. O generamos una profunda solidaridad y paciencia o vamos a tener serios problemas sociales en la Argentina.

Mario Moine, en sus tiempos de gobernador– ¿Cómo fue aquel entredicho suyo con Domingo Felipe Cavallo? Tal vez sirva para entender la compleja dependencia de Entre Ríos del gobierno nacional, analizar aquella experiencia, cuando un gobernador entrerriano se atrevió a disentir con el poder central.

– …En un momento dado, agaché la cabeza… La pelea comenzó cuando en la nueva ley de coparticipación nos tiraban toda la educación secundaria, que muchos me han criticado, pero ¿sabe por qué la acepté? Porque dependíamos de un supervisor que venía de Buenos Aires cada 15 días a ver cómo andaban las escuelas nacionales. Entonces, cuando me dijeron ‘Moine, ¿están dispuestos a recibirlas?’. Pero, un sí grandote les dije. Después nos siguieron financiando un tiempo y luego se olvidaron.

-Si no fue por las escuelas, ¿cuál fue la chispa que desató aquel incendio?

– Vino la discusión de la coparticipación, que algunos pavos me siguen criticando de vez en cuando porque dicen que Moine entregó… La pelea fue con Cavallo porque fui el único que me opuse, conjuntamente con Escobar, gobernador de San Juan.

En una oportunidad fui a hablar con Duhalde. Le dije, no demos aceptar esta quita de coparticipación. ¿Qué me contestó? ‘Mario, si yo me opongo genero una crisis política, porque soy el gobernador de Buenos Aires’. Le dije ‘bueno, sí, tenés razón’. Lo que no me dijo Duhalde en ese momento es que él ya había acordado 500 millones de dólares, que fue el famoso fondo del conurbano bonaerense.

Después, además, informado y asesorado por Curia, un economista desarrollista del peronismo, él me alertó: ‘Moine, el dólar congelado nos va a llevar a una crisis’. Entonces yo insistí en varias notas para que se hiciera el crawling peg. ¿Qué es? Ir devaluando la moneda cada dos o tres días, en función de la inflación que hay, para que no se atrase.

Dólar: “Estamos jugando al Estanciero, con dinero de juguete”

-Aprovecho la digresión. ¿Cómo ve las tensiones actuales sobre el dólar? ¿Es el narcotráfico metido en el blue?

-El valor del dólar paralelo marca el verdadero del peso argentino. Es mentira que es especulativo. Es mentira que ahí van a jugar los narcotraficantes. No. El dólar paralelo está reflejando en estos momentos la emisión de un billón y medio de pesos que nos ayudó con el ATP, a la gente que le dieron 10 mil pesos, pero fue jugar al Estanciero. Estamos jugando al Estanciero.

-¿Por qué esa comparación con El Estanciero?

-¿Usted se acuerda cómo era, donde usted jugaba a comprar campos, animales, con plata de juguete? Esto es lo que estamos haciendo con la economía. Hemos emitido tanta plata. Por supuesto que no ha habido una hiperinflación, porque la gente guarda a pesar de la escasez que hay. Todos vivimos comprando nada más que alimentos. Yo llevo 8 meses en mi familia en que no hemos comprado un zapato, una camisa, un vestido. Todos estamos así.

Cuando Cavallo castigó a Moine: “Ni un Director del Banco Nación me recibía”

-Para redondear, ¿qué ocurrió con Cavallo?

-Cavallo era el poder, no Carlos Menem. Y Cavallo dijo ‘a Moine no se lo recibe en ningún ministerio’. Tanto que ni un Director del Banco Nación me recibía. Entonces, un día, estando acá en Paraná me dije ‘mirá Tato, vas muy bien porque en algún momento ya se comenzó a nombrar que la fórmula que venía, porque no había aún reelección, era Bordón-Moine… pero, mientras crecía políticamente hacia afuera, la provincia no conseguía nada.

Por lo tanto, un día me llamó Manzano y me dijo ‘¿qué querés Moine?’, porque estaba saliendo con Ruíz Guiñazú en radio Mitre. Y me dijo que ya tenían tres cuartos, el 75% de los gobernadores dijeron que sí y con eso lo hacemos ley, así que vos podés seguir quejándote que no sirve de nada. Entonces, agaché la cabeza.

-¿Qué logró agachando la cabeza?

-Y medio como Urribarri, más allá de las críticas que tenemos respecto a su decencia. El Pato Urribarri, cuando acompaña a Kirchner en la palea del campo, después tuvo un nivel de obra pública que pocos gobernadores tuvimos, al menos en sus primeros cuatro años. Después, en los segundos 4 años fue muy malo y, además, él se embarcó en esa locura o en ese sueño de candidato a presidente, y bueno, y sucedió lo que sucedió, más todos los hechos de corrupción por los cuales tiene 7 causas.

Ahora, volviendo a Cavallo, a partir de que agaché la cabeza, cuando presentamos con Reutemann, gracias a la idea que me dejó Jorge Busti con Reviglio, de hacer un puente Victoria – Rosario, lo declararon de interés nacional. Cuando presentamos la Ruta 14 como doble vía, nos declararon de interés nacional, y cuando nos fuimos, tanto el Victoria – Rosario como la autovía estaban licitadas. Después, detrás de eso estuvo Alasino, Martínez Garbino, peleando en los años siguientes que en el presupuesto de cada año hubiera partidas para las obras. Y después vinieron las aguas termales.

-¿Qué tuvo que ver Moine con las aguas termales?

-Cuando vimos Federación y toda la comunidad, desde el cura al presidente del centro comercial… faltaron las fuerzas armadas nada más… y me dijeron ‘necesitamos 25.000 dólares para hacer un estudio geofísico con la Universidad de San Juan porque pudiera haber aguas termales en Entre Ríos’. Eso y decirme que querían hacer una explotación petrolera era lo mismo, lo que pasa es que la intuición me llevó a decir ‘son 25.000 dólares, está toda la comunidad de Federación’, y bueno, después vinieron por el millón de dólares, que también le dije a Secco ‘mirá que vamos a ir presos si no hay aguas termales con la calidad de temperatura y salubridad’. Y bueno, las aguas termales produjeron una transformación enorme en la economía y el turismo entrerriano, y en esto me siento en parte dueño de esos tres grandes hechos que sucedieron.

“Ser juez debería ser una vocación profunda”

-O sea, lo que está contando viene a querer decir que su gestión no sólo se caracterizó por aquel postulado según el cual el Estado no puede ser agencia de colocaciones…

-Claro. ¡Pero lo que les ha costado a no pocos entrerrianos, y fundamentalmente a los empleados públicos, cuando yo dije ‘no podemos agarrar el Estado como agencia de empleo’! Y aún les cuesta.

Termino con una pequeña idea: en toda mi vida escuché mucha gente, chicos que decían ‘yo quiero ser policía’, ‘yo quiero ser enfermero’… y bueno, si el papá tenía comercio, quería ser comerciante. Pero nunca escuché un chico que haya dicho que quería ser juez. Sin embargo el 85% de los abogados cuando se reciben quieren ser jueces. ¿De dónde sale esa vocación? De los 400 mil pesos por mes que ganan. Entonces, cuando uno le plantea al Poder Judicial que los sueldos son exorbitantes, que se escapa a cualquier justicia salarial, te dicen que ellos no pueden realizar otra actividad. Mirá, ser juez debería ser una vocación profunda, como es ser policía, como es ser docente, porque vos le das Justicia a la sociedad.

En estos momentos se está produciendo un achatamiento salarial. Parta de la base que el ministro llegó hasta los que cobran 70 mil pesos con su propuesta. Todos los demás sectores, en los cuales estoy incluido, no nos corresponde nada. Aun cuando cedí 115 mil pesos por meses, cobro 142, y no me corresponde nada, y está bien. Lo poco que tenga el Estado, que se lo dé a los que ganan 30, 40, 50 mil pesos, y es razonable. Es un tiempo de solidaridad de todos con todos.

El “Proyecto DEC”

A poco de comenzar la entrevista, adelantándose a las preguntas, Mario Armando Moine admitió que está trabajando en un proyecto político. Lo explicó así:

“Hace unos dos meses dije, en un WhatsApp que se viralizó, que iba a volver a la política. Emilio Martínez Garbino me invitó y le dije ‘mirá, yo no estoy detrás de un cargo político’, porque ya tengo una edad que no corresponde que me proyecte políticamente, pero sí partamos de la base de que fui intendente de la capital entrerriana, gobernador de la provincia, y durante 30 años fui empresario y nuestra empresa era importante.

Entonces, generé con algunos amigos, que son peronistas, y con otros que, sin ser peronistas, igual somos amigos, son técnicos, han pasado por la administración pública, un proyecto que se llama DEC, que define desde el punto de vista moral lo que buscamos. Significa Decencia, Ética y Compromiso con el bien común.

El proyecto abarca desde el año 2023 al 2031, 8 años, que es el tiempo que creemos necesario para cambiar la administración pública, hacer lo que hay que hacer, en las finanzas de la provincia, en la Caja de Jubilaciones, en todo lo que hace a la vida política de la administración pública.

 
Fuente: El Entre Ríos

 


Redacción Análisis Litoral

Dejá tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: