Súper cepo al dólar: cómo afecta a los que compran viajes al exterior

Aunque faltan precisiones sobre cómo se aplicarán las restricciones y la industria del turismo aguarda la publicación de la resolución, ya hay algunas certezas de cómo repercutirá la medida en el sector

La industria turística recibió con sorpresa el anuncio del súpercepo, que ya genera incertidumbre en el sector. Aunque faltan precisiones sobre cómo se aplicarán las restricciones y el sector aguarda la letra chica, ya hay algunas certezas de esta medida, que se suma al Impuesto PAIS y al tope mensual de compra de u$s 200 por persona.

¿Cómo afecta a los que compraron viajes al exterior para los próximos meses?, ¿cómo les repercutirá en los que aún no lo hicieron, pero piensan hacerlo en breve?, ¿qué pasa si se saca un pasaje aéreo o se contrata un servicio en el extranjero en este momento? son algunas de las preguntas que se hacen muchos argentinos por estas horas, preocupados por cómo vacacionarán en el futuro cercano.

Desde las agencias aclaran que pese a que la medida incluye a todas las compras realizadas desde el 1° de septiembre con tarjeta de crédito o débito en moneda extranjera, los que ya compraron servicios turísticos en el exterior quedan exceptuados de la percepción del 35% (el importe que se suma a cuenta del Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales o la posibilidad de devolución ante el pedido a la AFIP, según corresponda).

Lo que todavía no queda en claro, sostienen en la industria, es qué ocurrirá con las compras realizadas hasta ayer en relación al cupoes decir si la medida será retroactiva en el caso de los servicios contratados desde el 1° hasta el 15 de septiembre. De ser así, aseguran, se incluirá en el cupo mensual de compra de moneda extranjera de este mes.

Si bien no hay un límite de consumo en el exterior, las compras que realicen los turistas en el extranjero con tarjetas de crédito o débito que superen el cupo mensual de u$s 200 se descontarán de los cupos de los meses próximos. Aunque la transacción se abone en pesos, se tomará en cuenta que el consumo original fue en moneda extranjera. “Por ejemplo, si un argentino viaja a otro país y gasta u$s 300, va a poder hacerlo sin problemas, pero su límite de compra y de consumo en dólares de los meses siguientes se verá afectado“, explica Matías Mute, fundador del blog Promos Aéreas, y agrega que “los precios no deberían modificarse en dólares, aunque sí seguramente lo harán en pesos“.

“Todavía no hay precisiones de algunas cuestiones. Se estima que en los pasajes al exterior comprados en pesos el 35% se aplicará sobre la tarifa aérea sin impuestos, tal como sucedió con el Impuesto PAIS, y no afectará al cupo mensual de los u$s 200. De todos modos, aún falta la definición oficial“, menciona Julian Gurfinkiel, cofundador de Turismocity.

¿Cómo hacer para viajar al exterior en este contexto?

La recomendación de la industria para seguir vacacionando en el exterior es pesificar la mayor cantidad de gastos posibles y contratar el viaje con antelación. Además, recalcan que la pandemia dio lugar a oportunidades que antes no existían, como una mayor flexibilidad y la posibilidad de realizar cambios sin abonar penalidad ni cargos extra.

“El que se anticipa, gana. Hoy, la gente saca las vacaciones con ocho meses antes, cuando antes solía hacerlo a los tres meses de viajar. Esta tendencia se intensificó en la cuarentena, ya que los argentinos postergan sus vacaciones por la incertidumbre de cómo evolucionará la emergencia sanitaria”, afirma Mute.

Siempre sugerimos comprar antes del viaje la mayor cantidad de servicios posibles que se emplearán en el destino. Esto evita el pago en dólares en el exterior y no se corre el riesgo de que aumente el dólar durante la estadía o luego de ella”, añade.

Según Gurfinkiel, será conveniente comprar pasajes en sitios web que los cobren en pesos. “De esta manera, el 65% de los impuestos es sobre la tarifa aérea (menos de la mitad del costo total de un pasaje. En cambio, si se compra en una página de afuera, se abona el 65% sobre el total”, describe, y agrega: “Si se paga Ganancias, es aconsejable abonar con tarjeta para después deducir ese 35%”.

De igual modo, siempre hay que prestar atención al precio y comparar. “Como ocurrió en el último tiempo, lo que más pesará a la hora de comprar será el precio“, considera Mute, a lo que Gurfinkiel acota: “A veces existe la posibilidad de abonar con cuotas, pero la tarifa final puede ser más cara. Generalmente, los precios son más baratos en las agencias locales que en las del exterior”.

Un dato a tener en cuenta es que si se se abona en efectivo durante el viaje en el exterior, los consumos no se descuentan del cupo de compra mensual de u$s 200, aunque habrá que tener en cuenta lo que implica luego recuperar esos dólares cash gastados fuera de la Argentina.


Redacción Análisis Litoral

Dejá tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: