El Gobierno ampliará la cantidad de beneficiarios del IFE y anunciará otro aumento para los jubilados

El Presidente quiere llevar de 8 a 11 millones la cantidad de personas amparadas en la ayuda familiar para la economía informal

Atento a los efectos nocivos de la cuarentena obligatoria a la que están sometidos los argentinos para enfrentar la pandemia de COVID-19 el presidente Alberto Fernández tiene definido ampliar la cantidad de beneficiarios del programa de Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de 8 a 11 millones de personas, extender ese beneficio un mes más y anunciar en los próximos días un aumento de la jubilación mínima.

La intención del Gobierno es dar respuesta inmediata a los sectores vulnerables de la sociedad que tienen problemas de subsistencia luego de más de 50 días de aislamiento social. Para el Presidente esta decisión de sustentar a la economía informal o a los jubilados que se encuentran en una situación complicada va más allá de los problemas presupuestarios que podría generar en su administración un nuevo desembolso de fondos del Estado que lleva gastado más de 3,5% del PBI en ayuda social y financiera para afrontar la pandemia desde marzo pasado.

La nueva batería de medidas de ayuda social y aumento jubilatorio se terminó de definir en los últimos días en la quinta de Olivos entre el jefe de Estado el ministro de Economía, Martín Guzmán; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; la titular de ANSES, Fernanda Raverta y el secretario de la Presidencia Julio Vitobello, entre otros.

Según consignaron a Infobae fuentes calificadas del Gobierno se están agilizando en estos días todos los mecanismos informáticos de ANSES para que unas 11 millones de personas puedan cobrar a fin de mes los $10.000 del IFE. Hasta ahora, unas ocho millones de personas habían logrado acceder a ese beneficio en función de presentar documentación como trabajadores informales o monotributistas de baja categoría. Pero ahora el presidente Alberto Fernández está dispuesto a ampliar esa ayuda a los que quedaron afuera del IFE.

El jefe de Estado ya le dio instrucciones a la titular de ANSES para agilizar cuanto antes tanto la inscripción como el cobro del IFE. Se sabe que hasta el mes pasado se habían anotado 12 millones de personas aunque en el Gobierno aseguran que están en condiciones reales de cobrar este beneficio 11 millones de argentinos.

Por otra parte, es muy probable que los beneficiarios del IFE que aún no percibieron la ayuda o que no fueron incorporados en la base de datos de ANSES cobren a fin de mes con el retroactivos las dos cuotas juntas -abril y mayo- en caso de ser necesario. Esto será en los primeros días de junio.

Desde el Gobierno aseguraron también que en los próximos días el Presidente anunciará un nuevo aumento para las jubilaciones mínimas pero no se dieron detalles de monto o porcentaje de ese incremento. Tampoco hubo confirmación sobre si habrá un incremento en los montos de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

El presidente Alberto Fernández junto con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el secretario de la Presidencia, Julio Vitobello

El presidente Alberto Fernández junto con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el secretario de la Presidencia, Julio Vitobello

Superpoderes en la mira

Tanto el aumento de beneficiarios del IFE como el incremento de haberes jubilatorios se otorgará, como se hizo hasta ahora, por medio de las facultades extraordinarias que le otorgó el Presidente al jefe de Gabinete para reasignar partidas presupuestarias y por medio del decreto de necesidad y urgencia 457/2020 que dictó el domingo pasado el Poder Ejecutivo. Allí se incrementó en $498.000 millones el gasto público y se suspendió por este año el tope del 5% que establecía el artículo 37 de la ley de administración financiera para reasignar las partidas del presupuesto.

Desde la oposición ayer salieron a cuestionar esta decisión del jefe de Estado y los bloques parlamentarios de Consenso Federal, el Socialismo y el bloque Justicialista rechazaron esa medida al sostener que “la delegación de facultades al Jefe de Gabinete de Ministros que establece el decreto 457/2020 es una cuestión inherente al Congreso y, por lo tanto, el Poder Ejecutivo debió seguir para este tema el trámite ordinario previsto en la Constitución Nacional para la sanción de las leyes”.

A la vez, los legisladores de la oposición consideraron que “aún teniendo en cuenta el actual estado de excepción, resulta imprescindible otorgar la máxima fortaleza institucional y política a estas trascendentes decisiones”, por lo que exigieron que esas medidas pasen por el visto bueno del Congreso.

En este sentido, allegados al jefe de Gabinete explicaron que la decisión de reasignar partidas y avanzar con aumento en el presupuesto responde “a una medida excepcional para enfrentar la crisis en medio de la emergencia”.

A la vez, Santiago Cafiero decidió avanzar con el aumento de jubilados que se dará a conocer este mes porque, explicaron sus voceros, en el Congreso no se conformó aun la Comisión Bicameral que tenía que armar la nueva fórmula y se están cumpliendo los seis meses que se había propuesto para tenerla lista.

En la Jefatura de Gabinete explicaron también que todas estas medidas forman parte de la emergencia sanitaria para “actuar de manera concreta en la crisis” y aclararon que ni bien se normalice la actividad en el Congreso se avanzará con los proyectos de ley que correspondan para definir partidas, aumentos y paliar la crisis desde el Estado en función de la nueva asignación presupuestaria.

“Hay que dejar en claro que todas estas decisiones que está tomando el Jefe de Gabinete son en función de la emergencia que vivimos, cosa que la oposición no lo aclara”, dijo un allegado a Cafiero que no quiere darle mayor trascendencia a este debate.

 

 

Redacción Análisis Litoral

Dejá tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: