bjw2y_f17_930x525__1Nacionales Narcotrafico Portada 

“Si las hizo, las tendrá que pagar”, dijo un intendente salteño tras la detención de su hermano por narco

Jesús Méndez, hermano del jefe comunal de Salvador Mazza, fue detenido junto a otras 14 personas en Tucumán.

Nadie sabía de él y ya habían pasado más de 24 horas de la última vez que lo habían visto. Su mujer estaba desesperada e hizo una denuncia por averiguación de paradero, hasta que le llegó la confirmación oficial: su marido había sido detenido en Tucumán, junto a otras 14 personas, tras una investigación por narcotráfico.

En ese momento llamó a su cuñado, pero para él no fue noticia. Ya lo sabía. Y no de casualidad. Es el intendente de la ciudad y había tenido la información concreta de parte de la policía. Los protagonistas de esta cuestión son los hermanos Méndez. Jesús Enrique, de 53 años, cayó detenido el miércoles de la semana pasada en Tucumán junto a una banda que llevaba cocaína, marihuana, dinero en efectivo en pesos y dólares, armas y autos, entre otros elementos.

Es el hermano de Rubén, que es intendente de la ciudad salteña de Salvador Mazza, en el límite argentino con el vecino país de Bolivia.

El diálogo familiar tuvo un remate contundente: “Me duele mucho decirlo pero si la hizo, la tiene que pagar”, respondió el dirigente del Frente para la Victoria.

Según publicó el diario local El Tribuno, el procedimiento comenzó el miércoles y estuvo a cargo del personal de Drogas Peligrosas de Tucumán, con más de un centenar de policías y cerca de 30 móviles.

La investigación es llevada por el Juzgado Federal 2, a cargo del doctor Poviña, y la Fiscalía Federal 2 de esa provincia.

Mirá también

“Mi cuñada me llamó cerca del mediodía del jueves para decirme que mi hermano no había regresado a la casa. Me contó que había salido el miércoles y no tenía novedades de él”, contó el intendente.

Primero creyeron que lo habían asaltado y que podía estar en Bolivia. Hasta que la consulta con el jefe de investigaciones de la policía salteña permitió dar con el dato exacto.

Jesús Méndez había salido de su casa el miércoles en su Renault Duster color gris modelo 2014 y durante varias horas nadie supo de él.

“Le llegó un mensaje a mi hijo donde informaban sobre la detención, imagínese el momento que pasamos, nos preguntamos por qué, nunca nadie de la familia pensó en esto. Cada uno es independiente en el trabajo y somos grandes. En esto soy muy claro y pienso que si la hizo, la tiene que pagar. Que la Justicia investigue y actúe en consecuencia”, sentenció Rubén Méndez.

Méndez viajaba en un auto particular junto a Jaime Cabero Osinaga (25), un norteamericano radicado en Bolivia, quien al parecer se encargaba de pasar la droga. Los policías tucumanos los siguieron e intervinieron cuando entregaban el cargamento.

Les secuestraron 6,500 kilos de cocaína, más de 600 mil pesos, 2.300 dólares, 34 celulares, 5 balanzas de precisión, nueve armas, más de 300 cartuchos y dos autos.

Related posts

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: