o_1488036388Concordia JUDICIALES Portada 

“Me quedé callada porque pensé que lo iban a ayudar”

La pareja de Gustavo Alfonzo brindó una entrevista luego de escuchar los alegatos. Arremetió contra las menores que declararon y apuntó a personas cercanas al ex locutor y vinculadas al gobierno.

Yolanda Zárate cargó contra las menores y trajo a escena nuevamente al actor Pablo Carayani como el que armó la famosa despedida de soltero en Puerto Yeruá.

La actual pareja del imputado sabe que el juicio contra su pareja está en la etapa final. No obstante y a pesar de los testimonios en su contra, la mujer asegura: “Mi hija lo ama como si fuera su papá. Fue al único hombre que vio como figura paterna porque su padre falleció”. Por esa razón, asegura sentirse “muerta en vida, porque los jueces le creyeron a las chicas que atestiguaron”. “Nos mataron en vida, nos destruyeron. Acá sin plata no podes hacer nada”, lamentó.

La mujer no pudo ocultar su enojo y afirmó en reiteradas oportunidades que S. le hizo una cama a su pareja: “Se prostituía sola, nadie la obligaba. Es adicta desde los 12 años y había extorsionado antes a otros clientes junto a su mamá”. En el mismo contexto, añadió que “seguramente hizo esas declaraciones por plata, trabajo y casa”. “Hoy en día nadie te obliga a nada, lo hacen porque es lo más fácil para conseguir plata droga”, aseguró.

En cuanto a la pregunta sobre quién y por qué querría preso a Gustavo Alfonzo, Zárate señaló que “los verdades tratantes no caen, todo es por poder y Gustavo es un perejil”. Ante ello, puso como ejemplo al ex coordinador del Copnaf, Fernando Rouger y aseguró que “ojalá hagan algo con él aunque por ahora ‘zafó′”.

No obstante, recordó tener una conversación de audio y prometió sacarla a la luz.”Nunca publiqué ese audio porque pensé que lo iban a ayudar, me quede callada y no sirvió″, dijo.

Respecto al armado de las fiestas, la mujer contó que a la despedida de soltero la armó Pablo Carayani: “A él le pedían las chicas, cobraba y repartía el dinero”. También, sumó el nombre de una de las testigos en el juicio y reveló que “la chivi” tenía también chicas trabajando para ella y que las llevaba a un departamento en Buenos Aires, “arreglaba con los tipos y cobraba comisión”, dijo.

“Gustavo no llevaba a las chicas a las fiestas porque no era bienvenido ya que ellas se divertían y la pasaban bien con él sin necesidad de nada más. Él era un hombre, las cuidaba, les daba de comer, pañales para los hijos, remedios y trabajo”, recordó y añadió: “Ellas hacían esas cosas porque les gustaba, contaban sus relaciones sexuales con viejos como si fuera una hazaña”.

Fuente: Diario Junio

Related posts

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: