31840_entreriosEntre Rios Politica Portada 

¿Macri vino a Entre Ríos a bendecir a Bordet para 2019?

En la última visita de Mauricio Macri a Entre Ríos, hubo una frase que retumbó en los oídos de los políticos entrerrianos y fue cuando afirmó: “junto a Bordet hicimos grandes cosas y las vamos a seguir haciendo”, en un discurso donde no nombró a nadie más que al gobernador, pese a que estaban presentes varios políticos importantes de la provincia.

Esto generó un gran revuelo en el PJ y animadversión producto de la desconfianza. También en el radicalismo, y en el PRO, inicialmente porque no fueron invitados dirigentes del sector y después porque que no podían creer las palabras elogiosas que Macri le dedicó a Bordet.

Palabras que enaltecieron a Bordet y que supuestamente dejarían atrás las versiones conocidas en el ámbito político como “abrazo de oso” para dar lugar a una manifiesta bendición de Macri al gobernador entrerriano para, mediante el desdoblamiento, obtener su reelección en el 2019.

Lo celebraron algunos funcionarios provinciales, ganados por el optimismo que les llega de las altas esferas dialoguistas del PJ, inducidos por algunos hechos objetivos aunque inconcluyentes, por deducciones sin conexión causal entre lo hechos, por los deseos de algunos dirigentes rebosantes de argumentos ilusorios.

Esos razonamientos aparecían confirmados por el trato que se dispensó a los gobernadores amigos, que no condice ni con los antecedentes ni con los criterios gorilas reiteradamente expuestos por la dirección del PRO y los grandes grupos empresarios a través de los años.

La presencia animosa de los gobernadores peronistas en los actos nacionales oficiales, la participación en reuniones de organismos económicos internacionales, la omisión de toda referencia agraviante al PJ, indican una conducta que ni siquiera se insinuaba durante la campaña electoral de 2015.

¿Cómo no impactarían en los dirigentes del PJ estas revelaciones repentinas de que estarían por asegurarse el deseo peronista de continuar en poder? ¿Cómo no ilusionarse cuando de repente les señalan un atajo hacía el poder, después de los sucesivos callejones sin salida en que vienen metiendo al PJ sus dirigentes?

Si dan ganas de aceptar sin más vueltas estos horóscopos de constelaciones felices y unirse a la bailanta de los optimistas; es que a lo mejor la historia está hecha de esos caprichos y a veces una política sin vocación real de poder encuentra sorpresivamente el poder como premio.

Si Bordet es “bendecido” por Macri para el 2019, el PJ no sería indispensable, ni demasiado útil siquiera; no se necesitaría de la  militancia, ya que la conciencia política sería un espejismo con que nos engaña una realidad enigmática, donde operarían leyes incomprensibles o un azar dislocado que ternaria posible cualquier resultado en cualquier circunstancia.

Fuente La Opinión Popular

Related posts

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: