descarga-1Concepción del Uruguay Policiales Portada 

Cuádruple homicidio: la reconstrucción del hecho que conmociona a Entre Ríos

El agresor, Juan Pablo Ledesma, acudió a la casa de su ex pareja en remís, impidió que la mujer y sus hijas se escaparan y el infierno se desencadenó en menos de una hora. Los detalles del episodio

El cuádruple homicidio ocurrido en las últimas horas en el barrio 134 Viviendas de Concepción del Uruguay, Entre Ríos, generó estupor y rechazo en todo el país. Juan Pablo Ledesma, un joven de un barrio humilde y con antecedentes de violencia de género asesinó con un cuchillo a sus dos hijas Candela, de 7 años, y Luciana, de 5, a su ex mujer, Johana Carranza, y al nuevo concubino de su ex pareja, Carlos Vicente Peralta.

El escenario fue el llamado barrio 134 Viviendas, construido hace dos años como parte de la reubicación de vecinos de villas miserias de la zona. La masacre se produjo pocos minutos después de las 00:30 de la noche del domingo. Todo sucedió en poco menos de una hora y dejó a un barrio conmocionado.

Según pudo averiguar Infobae, Ledesma, que desde hacía un tiempo había abandonado su hogar en el barrio y se había mudado a Basavilbaso, acudió en un remís a la casa de su ex, que en ese momento se encontraba acompañada por su concubino.

Aún sin haber ingresado a la casa, la ex pareja inició así una fuerte discusión en la calle. Al parecer, el motivo fue un ataque de celos de Ledesma. El clima de tensión se elevó con el paso de los minutos y la pelea continuó ya en el interior del hogar. Después de los gritos de los primeros instantes, que duraron unos pocos minutos, reinó el silencio.

“Todo estaba callado (sic), cuando en un momento la mujer, con la ropa ensangrentada, y sus dos hijas salieron a la calle con la intención de escaparse, pero Ledesma las obligó a meterse nuevamente en la casa“, relató a Infobae el periodista de Concepción del Uruguay Pablo Bianchi.

La policía tuvo que forzar la puerta de entrada para dar con las víctimas (Pablo Bianchi – 03442.com.ar)

La policía tuvo que forzar la puerta de entrada para dar con las víctimas (Pablo Bianchi – 03442.com.ar)

Luego, de acuerdo con los vecinos, no hubo más que silencio. Algunos de los residentes del barrio se comunicaron con la Comisaría 1ra de la ciudad y se acercaron a las afueras de la residencia para intentar indagar sobre lo sucedido. Imposible: Ledesma había cerrado con llave la puerta de entrada y los postigos de las ventanas. Por lo tanto, hubo que esperar a la llegada de efectivos de seguridad para constatar el saldo del ataque.

Tras forzar la puerta de entrada, la policía se encontró con el infierno. Carranza y Peralta yacían en la cocina con múltiples heridas en el cuerpo. Junto a ellos se encontraba el propio Ledesma, que contaba con lesiones en el pecho, pero aún se mantenía con vida. Ya en la habitación se encontraron a las dos niñas, que habían sido degolladas.

Ledesma fue trasladado de inmediato al Hospital Justo José de Urquiza, donde se encontraba en estado delicado pero estable.

Al parecer, el desenlace trágico de la familia se explicó en los antecedentes violentos del agresor. Desde hace dos meses, Carranza había presentado una denuncia contra Ledesma por violencia de género y existía una orden de restricción perimetral que vencía precisamente mañana, martes.

Incluso, según pudo averiguar Infobae, algunas docentes de la escuelaCarlos Misael Pereyra, donde acudió la hija mayor de la familia hasta finales del 2015, revelaron que la niña había presentado signos de que en su familia se vivía un clima de violencia.

Related posts

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: