Cuánto cuesta enfermarse en el exterior: los riesgos de contratar un seguro al viajero low cost

Los costos médicos pueden llegar a duplicarse de un país a otro. Estados Unidos y Canadá figuran entre los más caros. ¿Qué pasa en América Latina y Europa?

Con miras a las vacaciones de invierno y en pos de gastar lo menos posible, es muy común que el viajero opte por pasajes en promoción y hospedajes rebajados. Lo mismo hace a la hora de contratar un seguro al viajero, sin medir las consecuencias de la cobertura y asumiendo el riesgo de no contar con el dinero suficiente para afrontar las enfermedades que podría sufrir durante la estadía.

“La mayoría de los argentinos se fían de la cobertura que les dan las tarjetas de crédito, que parten de los USD 20.000. Esta cifra puede ser suficiente o insuficiente de acuerdo a la suerte del pasajero. Para un caso de resfrío, indigestión o compra de medicamentos por una alergia es suficiente. Pero no lo es para las patologías que requieran de días de internación o cirugía”, precisó a Infobae Diego Baron, Director Regional de Marketing de Universal Asssistance, quien citó a modo de ejemplo que esa cifra apenas cubriría un día de internación en terapia intensiva.

Como la prioridad es poder disfrutar del viaje y prevenir cualquier circunstancia que esté fuera de planes, desde esa plataforma Despegar ofrecen coberturas que van desde USD 40.000 hasta los USD 150.000, las cuales también incluyen viajes multidestino y  un seguro de viaje en caso de robo o extravío de documentos y localización de valijas.

“El seguro de viajes actúa posterior al problema, reembolsa el dinero gastado por la persona asegurada luego del inconveniente que haya tenido que abonar. También se puede utilizar para proteger el equipaje en caso de pérdida. En cambio, la asistencia al viajero actúa en el momento del hecho, brinda un servicio inmediatamente en que la persona lo necesita, sin importar destino y hora”, explicó a Infobae Sebastián Mackinnon, gerente general de Despegar para Argentina y Uruguay.

Antes de optar por un plan asistencial, es fundamental hacer foco en el destino elegido ya que los costos médicos pueden llegar a duplicarse de un país a otro. Entre los más caros para tratar afecciones se ubican Estados Unidos y Canadá, por lo que un seguro básico resulta inconveniente.

“Es importante recibir el asesoramiento adecuado y conocer las diferentes opciones ya que en algunos destinos hay cobertura mínima obligatoria, como es el caso de Europa, o bien el servicio en el país elegido tiene un costo menor y se puede abaratar el producto”, aconsejó a este medio Luciana Pizzatti, Gerente Regional de Paquetes de una compañía de turismo Almundo.

En América Latina, para tratar una neumonía con dos días de internación se necesitan entre USD 3.500 y USD 8.000; mientras que en Estados Unidos y Canadá la cifra va desde USD 12.500 hasta USD 16.000 de acuerdo a un relevamiento realizado las empresas especializadas en seguros de viajes y asistencia al viajero.

En Europa, por ejemplo, se requiere de USD 12.000 para curar una infección urinaria frente a los USD 60.000 que se necesitan en Estados Unidos y Canadá.En el resto del mundo, en cambio, una fractura con internación puede valer hasta USD 8.5000 contra los USD 35.000 de los países norteamericanos.

Frente a esta disparidad de precios en la atención sanitaria, desde la Secretaría de Salud de la Nación aconsejan “evaluar el riesgo del viaje en función del destino, la duración y las actividades que se realizarán en el mismo a la hora de contratar un seguro médico” para vacacionar sin contratiempos.

Las enfermedades más recurrentes que padecen los argentinos en el exterior están relacionadas en un 26% con el aparato respiratorio, seguidas en un 20% por las lesiones traumatológicas y en un 16% por las del aparato digestivo.

Y en cuanto a los rangos etarios, las personas que más solicitan asistencia se encuentran entre los 30 a 49 años y los de 50 a 69, en partes iguales. ¿Qué pasa con los mayores de 70 años? Para ellos, los productos estándar cuestan un 50% porque están más predispuestos y es más factible que requieran de asistencia médica.

Para viajar tranquilo, los expertos aconsejan contratar un seguro de USD 150.000 ya que cubre el 99% de las prestaciones que se puedan llegar a necesitar, incluso un traslado sanitario. Para hacer uso de este tipo de viaje es necesario contar con una cobertura de USD 150.000 en Latinoamérica, el Caribe y EE.UU; de USD 200.000 en Europa y de más de USD 300 mil en Asia.

En cuanto a viajeros con enfermedades preexistentes, hay productos diseñados especialmente para ellos. “Les ofrecemos un seguro por USD 80.000 pero si le pasa algo relacionado con su enfermedad preexistente solo le cubre USD 5.000. La experiencia indica que son una minoría los que se atienden por patología preestablecidas ya que viajan con los todos lo medicamentos necesarios y saben cómo cuidarse”, detalló Baron.

Hoy en día, hay coberturas médicas están hechas a la medida de los viajeros y hasta ofrecen un servicio de asistencia virtual para simplificar  y agilizar la atención. “A través de la app del proveedor médico, los viajeros pueden realizar una video llamada a modo de consulta online, en su propio idioma, sin tener que acercarse a un centro médico y sin perder tiempo”, concluyó Pizzatti.

Noticias relacionadas